La hipoacusia no es problema esta Navidad

0
832

Navidad e hipoacusia. La vorágine navideña está a la vuelta de la esquina. En unos pocos días, nos reuniremos con amigos y familiares, para compartir nuestras experiencias del último año. Serán momentos de alegría y magníficas comidas, que –a buen seguro– nos dejarán un riquísimo sabor de boca.
Por ello, sólo debemos preocuparnos por pasarlo bien, ya que ninguna circunstancia deberá
estropearnos estos momentos. Tampoco la hipoacusia. Navidad e hipoacusia.

En primer lugar, y para pasar unas fiestas de forma relajada, si se sufre algún grado de baja audición, lo primero que debemos hacer es no agobiarnos. Un incremento del estrés por no enterarnos de todo lo que ocurra durante las reuniones familiares acaba generando un mayor aislamiento y, en consecuencia, un aumento de la soledad. Por tanto, se debe llevar la mejor actitud posible a estos encuentros.

Si se requiere que los interlocutores repitan sus palabras, no se ha de mostrar vergüenza por ello. Al ser encuentros familiares y/o de amistades cercanas, siempre habrá confianza, y nadie juzgará a ninguno de los asistentes de forma negativa, por el simple hecho de pedir que vuelvan a decir las cosas que no se han percibido. Eso sí, previamente se tendrá que aclarar que ha habido una pérdida auditiva respecto a la última reunión similar, con el fin de contextualizar las peticiones.

Asimismo, si la hipoacusia es muy pronunciada, la utilización de audífonos puede ser de gran ayuda. Pero también, existen otras estrategias que nos pueden socorrer en estos contextos. Navidad e hipoacusia.

Entre ellas, intentar aposentarse en un buen emplazamiento, con el fin de leer los labios del mayor número de personas presentes. Incluso, se intentará reducir el ruido de fondo, quitando la música ambiental o acudiendo a lugares cerrados sin eco.

Además, en España estamos muy acostumbrados a emprender conversaciones cruzadas y
caóticas. Esto siempre se puede evitar, para que la persona sorda tenga mayor posibilidad de intervenir y no se sienta excluida. Pero, al mismo tiempo, el ciudadano con hipoacusia, si observa que –por el devenir normal del encuentro– las charlas anárquicas comienzan a aflorar, puede dirigirse a los interlocutores que tenga más próximos, insistiéndoles en que articulen lo máximo posible cuando hablen.

De igual forma, en muchas familias se participa en juegos de mesa tras la ingesta de alimentos.
En estos casos, resultará muy hilarante si, con otros jugadores, se establecen códigos propios, basados en «gestos secretos», con los que intervenir en la partida. De esta forma, además de pasar un momento muy distendido, facilita la inclusión del ciudadano con hipoacusia. E, incluso, podrá convertirse en el ganador del lance, si maneja bien esos signos.

Pero si los asistentes a la reunión –sean familiares o amigos–, después de la cena, prefieren deleitarse con los programas televisivos especiales de estas fechas, la solución también es muy fácil. Sólo deberán apretar la opción de «subtítulos» dentro del menú del televisor, asegurándose que todos los asistentes pueden seguir los contenidos audiovisuales. También aquellos con hipoacusia.

Y, en caso de que sea un niño el que presente baja audición, se han de aplicar estas mismas recomendaciones, pero adaptadas a su edad. Además, se ha de explicar a sus amigos, hermanos y/o primos que lo han de ayudar, diciéndole todo de forma más articulada y mirándole a la cara, para que pueda leer sus labios. En caso de que el muchacho con sordera

quiera entregar su carta a los Reyes Magos, es recomendable que vaya acompañado por un
mayor de edad, que haga las veces de intérprete, en caso de que fuera necesario.
Pero, sobre todo, y como decíamos al inicio, debemos de estar relajados. Las navidades son
unas fechas para la celebración y la diversión, por lo que su único objetivo deberá ser pasarlo bien. De hecho, la persona con hipoacusia sólo deberá preocuparse de no coger unos kilos de más durante estas fechas, que luego son muy difíciles de perder…

La tecnología de los audífonos Beltone permite consultar al especialista a distancia e incluso
ajustar los audífonos a distancia. Precísamente La mejora que presenta el último lanzamiento de ayuda auditiva de Beltone, Beltone Achieve, es, precisamente, la mejora de la inteligibilidad en situaciones de ruido. Navidad e hipoacusia.

Infórmese sobre nuestros audífonos en Beltone.es

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here