Telemedicina: alternativa en tiempos de Covid-19

0
86
Telemedicina, una alternativa al COVID19

La alerta sanitaria provocada por el Covid-19 ha cambiado muchas de nuestras costumbres. Una de las más evidentes es que nos ha hecho más digitales. Durante unos meses la tecnología se ha convertido en un importante canal de comunicación. Y en materia de salud, se ha revelado como una opción de gran utilidad para conectar a profesionales sanitarios con pacientes con el fin de prestar atención médica.

La telemedicina se ha revelado como una posibilidad válida para controlar la salud de los pacientes por parte de personal sanitario especializado, ya que existen patologías que pueden ser asistidas vía online. Este panorama de salud conectada abre nuevas alternativas en el control de las personas con una posible afectación por el Covid-19. Pero también en cuanto a asistencia de enfermedades con el fin de no saturar el sistema de salud o en relación con la atención de pacientes situados en zonas remotas, que no tienen un fácil acceso a los centros sanitarios.

En el caso de las personas mayores, la telemedicina se está convirtiendo en un elemento clave para salvaguardar su salud, que se pone en riesgo con los desplazamientos fuera del domicilio. Conscientes de esta situación, los profesionales de la audición han intensificado el uso de sistemas de asistencia remota, como Beltone Remote Care, gracias a los que se han podido atender las necesidades auditivas de muchas personas pertenecientes a los colectivos más vulnerables durante el confinamiento.

Sin embargo, la audiología da un paso más. En materia de métodos diagnósticos a distancia ya es posible llevar a cabo audiometrías o evaluaciones auditivas con audífonos en remoto.

GH Hearing es el grupo pionero en desarrollar esta nueva tecnología, que ofrece una atención auditiva completa de forma remota, incluyendo tanto las pruebas iniciales de la evaluación auditiva como el proceso de adaptación de audífonos. La tecnología de la firma danesa permite evaluar la capacidad de oír de las personas con pérdida auditiva desde la seguridad del hogar del paciente. Todo el mundo, y especialmente las personas mayores, pueden beneficiarse de esta tecnología de vanguardia mientras se protegen de los efectos de la pandemia de Covid-19.

El funcionamiento del sistema es sencillo. Los audioprotesistas envían la ayuda auditiva al domicilio del paciente. Después, a distancia, se produce la evaluación auditiva. De acuerdo con los resultados, los audífonos se pueden ajustar de inmediato y de manera individualizada. Posteriormente, cuando la situación sanitaria mejore, el paciente puede acudir a su profesional de la audición para hacer un seguimiento de su adaptación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here