La importancia de tratar la pérdida de audición

0
1457
La relación entre la perdida de audición y la salud
La pérdida de audición puede afectar en las vidas de las personas que la padecen existiendo varias enfermedades que se asocian con esta pérdida auditiva sin tratar.

La pérdida de audición puede afectar en las vidas de las personas que la padecen en formas más graves que la simple necesidad de subir el volumen del televisor o ponerse un audífono.

Hay varias enfermedades que se asocian con la pérdida de audición sin tratar, cuando estos problemas auditivos no se atienden, pueden empeorar, ya que, a mayor pérdida de audición, peor salud. Existen tratamientos o métodos entre los que se incluyen el uso de audífonos, implantes cocleares, capacitación especial, algunas medicinas y cirugía.

TINNITUS

El 90 % de las personas que tienen acúfenos o tinnitus (zumbido en los oídos) también sufren de pérdida de audición. Los audífonos ayudan a mejorar la audición, además de enmascarar algunos de los ruidos que suceden en nuestro cerebro, por lo tanto estos dispositivos llamados audífonos son a menudo el primer curso de tratamiento para una persona que sufre tinnitus.

ANSIEDAD Y DEPRESIÓN

En numerosas encuestas se encontró de manera concluyente que las personas con discapacidad auditiva mayores de 50 años que no usan audífonos son más propensos a sufrir de depresión, ansiedad y paranoia. Sin embargo aquellos que llevan audífonos no tienen la misma relación entre la pérdida de audición y la depresión. El riesgo de sufrir depresión se incrementa el 5% por cada decibelio de pérdida auditiva de la persona.

HOSPITALIZACIÓN

Los adultos mayores con pérdida auditiva sin tratar tienen el 32 % de probabilidades más de ser hospitalizados que los que usan audífonos, cualquier otro tratamiento o que no tienen discapacidad auditiva.

DEMENCIA Y ALZHEIMER

Las personas que sufren de pérdida de audición sin tratar, tienen un riesgo cinco veces mayor de desarrollar demencia, que aquellos que usan audífonos. La pérdida de audición se asocia con una disminución más rápida del funcionamiento cognitivo en adultos mayores. Incluso la pérdida auditiva leve sin tratamiento hace que el cerebro funcione de manera diferente para escuchar los sonidos en el ambiente, es decir, los recursos cerebrales se desvían lejos de la comprensión más profunda e incluso de la memoria.

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Numerosas investigaciones han encontrado que existe una relación significativa entre la pérdida auditiva de baja frecuencia y varias formas de enfermedad cardiovascular, incluyendo accidentes cerebrovasculares, enfermedad de las arterias coronarias y ataques al corazón.
Exámenes también revelan que la mala salud cardiovascular tuvo un impacto negativo en la audiencia, y que a medida que mejora la salud cardiovascular, el oído también mejoró sobre todo en pacientes de edad avanzada.

DIABETES

Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden dañar los vasos sanguíneos en el oído, lo que lleva a una pérdida auditiva. Esta es la razón por la que la pérdida de audición es dos veces más común en las personas que tienen diabetes que en las personas que no la padecen.

La pérdida de audición en los pacientes diabéticos puede empeorar gradualmente con el tiempo, por lo que no puede ser tratado con el diagnóstico original de la diabetes. Las pruebas de audición anuales con un audiólogo experimentado son cruciales para los pacientes diabéticos.

SOLEDAD Y AISLAMIENTO

Aquellas personas mayores con pérdida auditiva que no usan audífonos mostraron sentirse más tristes que los que llevaban audífonos. Las personas mayores con pérdida de audición sin tratar sienten que son más propensas a enojarse con ellos mismos y con las personas que les rodean sin ninguna razón, además de sufrir niveles mucho más altos de inseguridad y aislamiento. Los audífonos ayudan a aliviar este problema, manteniendo integrado a las personas que la padecen en las conversaciones e interacciones que le rodean.

No hay comentarios

Dejar respuesta