Pérdida auditiva y deterioro cerebral

0
69
Deterioro cognitivo asociado a la pérdida auditiva
Deterioro cognitivo asociado a la pérdida auditiva

Pérdida auditiva y deterioro cerebral. A medida que las personas envejecen sus sentidos se vuelven menos agudos y aunque todos ellos se ven deteriorados por el paso del tiempo, la vista y el oído, normalmente, son los más afectados.

Hasta hace no mucho tiempo se pensaba que los problemas sensoriales y la pérdida de memoria eran achaques propios de la edad, pero tras realizar varios estudios se ha llegado a la conclusión de que la pérdida auditiva está directamente relacionada con el deterioro cerebral.

Pérdida auditiva y deterioro cerebral. Las personas mayores con dificultades de audición son más propensas a padecer problemas a la hora de recordar o de desarrollar el pensamiento lógico que aquellas que tiene un oído normal. En un estudio desarrollado en Estados Unidos, por la Universidad Johns Hopkins, se comprobó que los pacientes con pérdida auditiva ven reducidas sus habilidades cognitivas entre un 30% y un 40% más de prisa que los que poseen una función auditiva normal. Por lo que un anciano sordo, si no corrige su deficiencia, perderá memoria, reflejos y capacidad intelectual, mucho más deprisa que un anciano que oiga bien.

La sordera viene a ser como un cortocircuito. Los estímulos auditivos constituyen una parte esencial en la activación de las neuronas de compensación, cuyas funciones se incrementan en la vejez precisamente para paliar la disminución del número total de neuronas.

La estimulación cerebral se produce a través de los sentidos. La vista sólo proporciona el 20% de esos estímulos. Al gusto, al olfato y al tacto se les atribuye un 10% a cada uno y el resto corresponde al oído.

Cada persona lleva en su código genético un programa de envejecimiento y, a partir de cierta edad comienza a perder células. El organismo compensa la pérdida de neuronas por un mecanismo denominado plasticidad cerebral, por el que las neuronas que sobreviven funcionan a mayor rendimiento siempre y cuando estén correctamente estimuladas. De ahí la importancia de tratar la pérdida auditiva en los ancianos. El 80% de las sorderas pueden resolverse con un audífono y otro 15% mediante intervención quirúrgica. Sólo un pequeño porcentaje es intratable.

Los profesionales de Beltone están a su disposición para estudiar y tratar la pérdida auditiva con la garantía de los mejores sistemas de diagnóstico y audífonos de última generación. Además, Beltone ofrece la posibilidad de realizar un test gratuito on-line para revisar su audición cómodamente desde casa, en el siguiente enlace: https://www.beltone.com/es-es/online-hearing-test

Referencias:

https://elpais.com/diario/1992/09/28/sociedad/717634808_850215.html

https://www.20minutos.es/noticia/1709069/0/deterioro-cerebral/mayores/pierden-oido/

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/004013.htm

Eva Plaza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here