Las profesiones más ruidosas

0
135
Las profesiones más ruidosas
Las profesiones más ruidosas

Ciertas profesiones requieren una exposición a ruidos fuertes o continuados, por eso es fundamental el uso de protección para los oídos en el lugar de trabajo. Hablamos hoy de las profesiones más ruidosas.

Hay que recordar que el daño auditivo a causa del ruido puede ocurrir de dos maneras, por la exposición a un sonido corto pero extremadamente alto o por una exposición a un ruido más bajo pero de manera prolongada.

El oído humano puede captar niveles de intensidad acústica comprendidos entre los 0 dB y los 120-130 dB. Estar expuesto a sonidos que superen los 85 dB durante largos periodos de tiempo puede causar pérdida auditiva. Nuestros oídos pueden hacer frente a exposiciones cortas de más de 120 dB, pero las células auditivas mueren de manera instantánea al someterse a niveles de 180 dB.

Por otro lado, conviene saber que los decibelios no siguen una escala lineal sino logarítmica, es decir, 40 dB no suponen el doble de ruido que 20 dB, sino que 40 dB es un ruido siete veces más alto que 20 dB.

Prácticamente pasamos un tercio del día trabajando y por lo tanto expuestos a los ruidos que nuestra profesión genera. Por ello, para mantener nuestra salud auditiva, en algunas profesiones se hace imprescindible el uso de protecciones durante la jornada laboral.

Algunas de las profesiones más ruidosas son:

  • Trabajar en una planta embotelladora: El tintineo constante del vidrio o el zumbido de la maquinaria suelen superar los 85 dB. La exposición continua a este nivel de ruido sin protección no debería superar las 4 horas.
  • Peluqueros: Los secadores producen un sonido de hasta 85 dB. Con lo que es normal que la de peluquero sea una de las profesiones más ruidosas.
  • Guarderías: Los niños pueden gritar mucho y tienen una voz muy aguda. Una clase de 20 o 30 niños pueden llegar a alcanzar 85 dB fácilmente. Y en este sector, es difícil usar protecciones auditivas.
  • Mensajeros y repartidores en moto. El conductor de una motocicleta soporta ruidos de más de 90 dB incluso debajo del casco. El límite seguro a este nivel no supera las tres horas
  • Músicos de orquesta clásica. Los músicos, incluso los de clásica, también están sometimos a ruido altos de forma regular. Los ensayos y actuaciones de música clásica pueden alcanzar los 95 dB.
  • Volar en helicóptero. Los pilotos de helicóptero, y las personas que trabajan en ellos (como el personal de salvamento) llevan sus cascos de comunicación y protección auditiva de manera constante. El sonido de que soportan es superior a los 97 dB. El tiempo de exposición seguro a ese nivel es solo de 30 minutos.
  • Herramientas como cortacésped o desbrozadora, superan fácilmente los 107 dB.
  • Motosierras, taladradoras, lijadoras o pistolas de clavos pueden generar ruidos que llegan hasta los 120 dB.
  • Músicos, DJs y personal de discoteca, soportan a diario un ruido constante que puede superar los 115 dB.
  • Obreros del sector de la construcción. El ruido que provoca esta industria llega a alcanzar los 135 dB. Los martillos neumáticos son una de sus herramientas más ruidosas.
  • Al igual que los anteriores, los trabajadores de la minería se ven expuestos a ruidos de hasta 135 dB debido al uso de maquinaria eléctrica como taladros o perforadoras, con el agravante de su uso en espacios cerrados.
  • Pilotos y trabajadores de Fórmula 1. Los motores de estos vehículos llegan a producir sonidos de hasta 135 dB.
  • Tiradores profesionales. Los disparos son peligrosos por sus exposiciones cortas y agudas que superan los 140 dB por explosión. Trabajar de forma continuada con ellos supone un riesgo muy alto de pérdida auditiva.
  • Controladores aéreos y trabajadores de aeropuerto a pie de pista, pueden estar expuestos de sonidos de hasta 140 dB, convirtiéndose estas en las profesiones con más riesgo de pérdida auditiva.

Todas estas profesiones conllevan un riesgo de pérdida auditiva  más o menos grave. Para prevenir la pérdida de la capacidad auditiva hay que procurar mantener una cierta distancia del punto de origen del sonido. La frecuencia de exposición al sonido y los decibelios a los que llegue son un factor determinante para evaluar el impacto y el riesgo. Siempre, a partir de los 85 dB, una exposición prolongada al ruido requiere medidas de protección. Además, todos los trabajadores de estos gremios deberían realizar revisiones frecuentes para evaluar su salud auditiva.

Los profesionales de Beltone están siempre a su disposición para cuidar de su salud auditiva y ofrecerle las mejores y más innovadoras soluciones en caso de pérdida de audición.

https://www.interempresas.net/Proteccion-laboral/Articulos/212284-Las-10-profesiones-mas-ruidosas-Alguna-os-sorprendera.html

https://www.pocket-lint.com/es-es/gadgets/noticias/108249-trabajos-mas-ruidosos-del-mundo

http://www.cochlea.org/es/sonidos/campo-auditivo-humano#

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here