Deporte y audición

0
108
Deporte y audición
Deporte y audición

Deporte y audición. Las personas con problemas auditivos, salvo casos muy concretos, no tienen ningún tipo de restricción a la hora de hacer deporte, al contrario, la práctica deportiva regular puede ayudarles tanto a nivel físico como a nivel emocional.

El deporte, además de suponer un beneficio para la salud de manera general, es un gran mecanismo para mejorar el estado de ánimo y el bienestar psicológico de las  personas con problemas auditivos, ya que se convierte en una herramienta de inclusión social.

La mejora de la condición física y el nivel cardiovascular de las personas que practican ejercicio  supone el desarrollo de capacidades tan importantes como la agilidad, la fuerza, la capacidad motora y el equilibrio, este último realmente importante para las personas con problemas de audición.

Las personas con problemas auditivos severos y a su vez con problemas de aprendizaje para emitir sonidos, normalmente tienen menos ejercitados los músculos involucrados en la respiración, por lo que los deportes más indicados para ellos son los aeróbicos.

A nivel social, la práctica de deporte facilita el acercamiento con otras personas, ayuda a estrechar lazos, hacer crecer la confianza y la autoestima, y es motivo de superación, de manera que consiguen una integración más sencilla, natural y fluida. Así mismo, a nivel psicológico, el deporte ayuda  a las personas con problemas auditivos a sentirse más seguras, más fuertes y más optimistas. Deporte y audición

Por otro lado, disciplinas deportivas como la escalada, el esquí, o los deportes acuáticos, si no se toman las medidas necesarias, pueden provocar problemas en los oídos.

El oído es un órgano muy sensible que precisa un cuidado especial para mantenerlo sano. La relación entre la práctica deportiva y los problemas de audición depende entre otras cosas del número de horas de práctica deportiva bajo el agua, en altitud o con exceso de ruido.

Los deportes que más daños auditivos suelen ocasionar son los acuáticos. Cuando el oído sufre una exposición continuada a la humedad pueden aparecer infecciones. Otros de los problemas comunes son el taponamiento  o el barotraumatismo, una lesión causada por la diferencia entre la presión externa y la presión interna del oído.

Le siguen deportes al aire libre como la escalada o el esquí, debido a los cambios de altitud y de presión, los cuales pueden ocasionar taponamiento o pérdida de audición momentánea.

También los deportes de contacto como las artes marciales (boxeo, karate, etc) o el fútbol americano pueden suponer un riesgo para los oídos. Aunque los jugadores están protegidos con cascos, los golpes o placajes pueden provocar problemas auditivos.

Por ello, aunque los beneficios de practicar ejercicio con regularidad son muy numerosos, es recomendable, que las personas que practican deportes de riesgo para los oídos, revisen periódicamente su salud auditiva.

En todo caso, si quieres conocer algunas historias de deportistas con audífonos, puedes mirar también este post

Los profesionales de Beltone están a tu disposición para cuidar de su salud auditiva y ofrecerle las mejores y más modernas soluciones a sus problemas auditivos. No debemos olvidar que la mejor medicina es siempre la prevención.

https://www.elcorreo.com/deporte-femenino/consejos/descubre-efectos-negativos

https://deporteynutricion.net/beneficios-del-deporte-para-las-personas-con-problemas-auditivos

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here