Obesidad y pérdida auditiva

0
14

Obesidad y pérdida auditiva. Durante los meses de confinamiento la mayoría de los españoles han aumentado de peso. La vida sedentaria, la falta de ejercicio y/o la mala alimentación con exceso de picoteo entre horas o aumento en el consumo de dulces y grasas, han provocado que gran parte de españoles haya aumentado su peso una media de 3 kilos en un corto periodo de tiempo.

Obesidad y pérdida auditiva. Podría parecer que esto no tiene nada que ver con la audición pero existen diferentes estudios que demuestran lo contrario. El exceso de peso tiene efectos negativos sobre la salud auditiva. En particular afecta a la capacidad de oír las altas frecuencias, según indica un estudio realizado por investigadores del departamento de endocrinología y metabolismo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yuzuncu Yil, en Turquía. En esta investigación participaron 80 mujeres de entre 18 y 40 años, de las cuales la mitad padecían obesidad. A todas ellas se les efectuaron audiometrías en altas y bajas frecuencias, presentándose la pérdida auditiva sobre todo en la gama de altas frecuencias.

A la vista de estos resultados, se puede afirmar que la obesidad puede afectar a la capacidad auditiva, y que por lo tanto, la pérdida de audición como resultado de la obesidad puede prevenirse mediante el control de la misma y sus factores de riesgo.

Un estudio anterior, publicado en la revista American Journal of Medicine en 2013, concluyó que mantenerse activo y controlar el peso dentro de los límites saludables, puede preservar la audición. En este estudio, se realizó un seguimiento a 68.000 mujeres durante un periodo de veinte años, comenzando en 1989. Durante ese tiempo, las participantes se hicieron pruebas de audición, se les midió el índice de masa corporal y el perímetro abdominal, y se realizó un seguimiento del ejercicio físico que hacía cada una.

Los resultados del estudio mostraron una relación significativa entre los bajos niveles de actividad física, la obesidad y la pérdida de audición. Aquellas participantes que se mantenían activas y con una masa corporal saludable, tenía 17% menos de probabilidad de padecer pérdida de audición con la edad. Las que poseían un perímetro abdominal superior a 80 cm, tenían un 11% más de probabilidades de sufrir pérdida auditiva que las más delgadas, y las que excedían los 88 cm de cintura, llegaban hasta el 27% de probabilidades de padecer una discapacidad auditiva.

Y, parece ser, que este riesgo de pérdida de capacidad auditiva por obesidad, es mayor durante la adolescencia.

Un tercer estudio, datado también en 2013 y publicado por la revista The Laryngoscope, reveló que tener sobrepeso en la adolescencia prácticamente duplica las probabilidades de experimentar pérdida de audición unilateral de bajas frecuencias. De entre los adolescentes con peso normal, que participaron en el estudio, tan solo el 8% padecían pérdida de audición neurosensorial, frente a los que padecían obesidad, en los que la cifra aumenta hasta el 15%.

Asimismo, el estudio puso de manifiesto que los adolescentes con problemas de obesidad eran más propensos a desarrollar cualquier tipo de pérdida auditiva en comparación con sus compañeros de peso normal.

Por lo tanto, controlar el peso, hacer ejercicio y cuidar nuestra alimentación no es solo una cuestión estética, si no que puede prevenir enfermedades, y también puede preservar nuestra salud auditiva.

No obstante, en fundamental, revisar la salud auditiva acudiendo a centros especializados al primer síntoma de molestia o pérdida de audición. Los profesionales de Beltone siempre están a su disposición para asesorarle y cuidar su salud con profesionalidad y ofreciendo soluciones adaptadas a cada caso.

https://www.hear-it.org/es/cada-vez-mas-jovenes-tienen-problemas-auditivos

Eva Plaza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here