Formas de medir el ruido para prevenir pérdidas auditivas

0
243
medir el ruido
medir el ruido

El sistema auditivo es un sistema complejo. En alguna ocasión, ya os hemos mostrado en este blog cómo funciona Y también os hemos contado cómo el ruido puede afectar a su funcionamiento.  Lo recordamos una vez más: la exposición regular a ruidos fuertes o prolongados puede ocasionar daños irreversibles en las células del oído interno y en otros órganos del oído, lo que puede ocasionar una pérdida permanente de la audición o a acúfenos. Existe, por lo tanto, una pérdida de audición directamente relacionada con la exposición al ruido.

Pero, ¿cómo saber si estamos expuestos a un ruido demasiado intenso? En este post vais a encontrar consejos para medir el ruido relacionados con la duración y la frecuencia de la exposición a sonidos intensos.  Por ejemplo, se pueden escuchar 80 dB de sonido sin peligro hasta 40 horas a la semana. Sin embargo, cuando el nivel sonoro es de 90 dB, el tiempo de escucha seguro es de solo 12,5 horas semanales. Por eso, para proteger la audición, y medir el ruido, la OMS recomienda:

  1. No subir demasiado el volumen. Como mucho, conviene ajustarlo al 60% del máximo que ofrezca el aparato. Lo recomendable es no superar un promedio de 80 dB. A tal efecto, se pueden usar aplicaciones que ayudan a controlar el volumen. Aquí te indicamos algunas.
  2. Usar auriculares que atenúen el ruido y ajustárselos bien para que no sea necesario elevar el volumen en entornos ruidosos.
  3. En estos entornos ruidosos, debes protegerte los oídos, por ejemplo con tapones. Los hay hechos a medida del canal auditivo de cada persona.
  4. Mantenerse a distancia de las fuentes emisoras del sonido, como los altavoces en discotecas y conciertos, máquinas ruidosas, fuentes emisoras de ruido constante.
  5. Limitar el tiempo dedicado a realizar actividades que generen mucho ruido y, si es obligatorio exponerse a sonidos fuertes, conviene hacer pausas con frecuencia para que las células sensoriales de los oídos se recuperen.
  6. Controlar los niveles de ruido. Con ese fin, se pueden emplear aplicaciones para teléfonos móviles y elegir aparatos equipados con funciones que permitan controlar la exposición.
  7. Reconocer los signos que advierten de la pérdida de audición. Si se nota un zumbido persistente en el oído (acúfenos), se oyen menos los sonidos agudos o se encuentran dificultades para seguir conversaciones, hay que con consultar a un profesional. Los profesionales de Beltone, están a tu disposición para responder cualquier duda que pueda surgir.
  8. La mayoría de las personas desconoce los decibelios (dB) que alcanza el ruido de nuestro entorno o nuestros audífonos. Hay muchas aplicaciones disponibles, como NIOSH-SLM, que se pueden descargar para comprobar el nivel de sonido ambiental.
  9. También hay aplicaciones ya integradas en los smartphones o que se pueden descargar para controlar la intensidad de la música que emiten los audífonos y que avisan cuando el tiempo de escucha comienza a ser peligroso. Con estas apps, cuando se aumenta el volumen por encima de un determinado umbral, se muestra un mensaje para advertir del riesgo.  Un ejemplo de estas aplicaciones es HearAngel.
  10. Si no se dispone de una de estas aplicaciones,  es bueno tener en cuenta que el sonido ambiental es excesivo cuando hay que subir el tono de voz para que nos oigan personas que se encuentran a una distancia de dos metro de nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here