¿Qué es el trauma acústico?

0
316

El trauma acústico es una lesión del sistema auditivo en el oído interno provocada por un ruido muy fuerte. El trauma acústico causa frecuentemente hipoacusia sensorial. El daño del mecanismo auditivo puede deberse a una explosión cerca del pabellón auditivo. También al disparo de un arma de fuego en idénticas circunstancias. O a una exposición prolongada a ruidos altos (como música a volumen desorbitado o al uso habitual de maquinaria).

El trauma acústico puede aparecer como consecuencia de un único ruido fuerte.  También como consecuencia de la exposición a un más bajo nivel de decibelios, durante un período prolongado.

La membrana del tímpano protege el oído medio e interno. Transmite señales al cerebro por medio de vibraciones. El trauma acústico afecta al sistema de transmisión de estas vibraciones. Y trae consigo una pérdida de la audición. El sonido anormalmente alto que afecta al oído interno provoca un cambio en el umbral. Estopuede dar lugar a la hipoacusia.

Las personas que escuchan con frecuencia ruidos de más de 85 decibelios son propensas a sufrir un trauma acústico. Su audiólogo le informará adecuadamente sobre  el volumen en decibelios que alcanzan ruidos cotidianos como por ejemplo el de motor pequeño (alrededor de 90 decibelios) para ayudarle a evaluar si, a causa de los ruidos a los que se expone, corre o no, el riesgo de sufrir un trauma acústico y, consecuentemente, la pérdida de la audición.

HAGA SU PRUEBA DE AUDICIÓN AQUÍ (Una prueba de audición on line no es un sustituto para una prueba de audición real por un profesional en el cuidado de la audición. Siempre se recomienda que se realice una prueba en mayor profundidad con un audioprotesista)

El riesgo es más elevado para los que trabajan en lugares con equipos industriales que permanecen en funcionamiento durante períodos prolongados. También para quienes viven o trabajan en lugares sometidos a exceso de ruido que se extiende durante períodos prolongados. Y para quienes asisten con frecuencia a conciertos y otros eventos donde se escucha música a volúmenes altos, cazadores y aficionados a las armas de fuego o a otros ruidos extremadamente fuertes (músicos en general) sin utilizar los dispositivos de protección correspondientes, como tapones.

El síntoma principal del traumatismo acústico es la pérdida de la audición. En muchos casos, los audiólogos advierten que, en un primer momento, los pacientes escuchan con dificultad los sonidos de alta frecuencia. Los problemas con las frecuencias más bajas más adelante.  Quizá el síntoma más común que señala el inicio de un traumatismo acústico son los acúfenos.

Si está sometido a ruidos excesivamente altos con frecuencia, o a uno muy fuerte, que le provoca acúfenos, por favor, consulte a su audiólogo Beltone de confianza.