mar 04, 2013 | Post by: Sandra Comentarios desactivados

Personas con sordera profunda logran oír en el Hospital Clínico Universitario de Málaga

El número de implantes cocleares aumenta cada año.Más de setenta pacientes sordos profundos han recuperado la audición gracias a una intervención quirúrgica llevada a cabo en el Hospital Clínico Universitario en la que se les puso un implante coclear. El jefe del servicio de otorrinolaringología del Clínico, Gabriel Rodríguez Baró, en una entrevista concedida a SUR, afirma que el primer beneficio de esa técnica es que los pacientes recuperan la audición, lo que supone una importante mejora en su calidad de vida.
– ¿Qué pacientes se pueden beneficiar de los implantes cocleares?
–Todos aquellos que son sordos profundos bilaterales, es decir, que no oyen por ninguno de los dos oídos. Son personas que han perdido la audición en la mayoría de las ocasiones por causas genéticas. También se llega la sordera profunda por virus, traumatismos y procesos inflamatorios. Poco a poco entran en la sordera.
– ¿Qué soluciones hay para esa patología auditiva?
–Lo normal es que los pacientes usen un audífono. Pero a veces ni así oyen nada. Por eso, en última instancia la solución es una operación para ponerles un implante coclear.
– ¿En qué consiste esa técnica? ¿Desde cuándo se hace en el Clínico Universitario?
–Llevamos más de diez años poniendo ese tipo de implantes. Se han colocado ya más de setenta. Se hace a través de una intervención quirúrgica que dura de dos a tres horas. La técnica consiste en la implantación de un electrodo en la cóclea (oído interno) para estimular el nervio auditivo. De ese modo, la sensación de audición en la corteza cerebral provoca que el enfermo recupere la captación de sonido. La operación puede hacerse tanto a personas que han nacido sordas como a otras que se han quedado sordas profundas en un momento de su vida.
– ¿Qué hacen los pacientes tras recibir el implante coclear?
–Tras varios días de hospitalización, se inicia un programa específico de rehabilitación que dura en torno a un año y se desarrolla en varias fases. A través de ese programa, el paciente aprende a identificar e interpretar el mundo de los sonidos. Se trata de que poco a poco se vaya adaptando a los umbrales de la audición. Al final de ese proceso, es capaz de oír perfectamente la voz humana y los sonidos.
– ¿Cuál el mayor beneficio de esta técnica?
–Lo mejor es que se consigue integrar a personas sordas para que puedan hacer una vida normal. Es muy importante la mejora en su calidad de vida, lo que les ayuda en sus relaciones laborales y familiares.
– ¿Está pensada esa técnica para niños sordos profundos?
–Sí, claro. Es algo que está indicado y que se hace en los hospitales Virgen Macarena de Sevilla y San Cecilio de Granada. En un futuro también se hará en Málaga.
– ¿Son muy costosos los implantes cocleares?
–Cuestan unos 24.000 euros cada uno. Si a esa cantidad se le suma el coste de la operación y de la rehabilitación, el importe se eleva a 30.000 euros. Se les pone en un solo oído. Se elige el que está en mejores condiciones.

Los comentarios están cerrados.

  • Beltone patrocina Oírse

  • Suscríbase Ahora

    Recibirá actualizaciones y consejos
  • Audífonos Beltone

  • Archivo