La mitad de los músicos no oye bien

0
1014

Si te dedicas a la música, tienes bastantes probabilidades de sufrir un problema auditivo con el paso del tiempo. Un 50% de los músicos los padecen, según un estudio del Observatorio de Prevención Auditiva para los Músicos, que recomienda a este colectivo tomar medidas adecuadas para proteger su salud auditiva.

 

Y es que la exposición excesiva al ruido puede causar daños irreparables. Es lo que sucede a los músicos que están sometidos entre dos y ocho horas diarias a sonidos que oscilan entre los 80 y los 110 decibelios. De hecho, se calcula que un 17% de los músicos que presentan dificultades auditivas podría necesitar audífonos y un 25% presenta hiperacusia o intolerancia a los sonidos de un nivel normal, pero que el oído considera molestos o dolorosos. También es muy frecuente que los músicos sufran diploacusia o percepción de un ruido de forma diferente en cada oído.

Si no quieres padecer una pérdida de oído progresiva, lo más recomendable es el uso de tapones o algún otro tipo de protección. Los tapones, que atenúan entre un 15 y un 25% los decibelios, atenúan el ruido pero permiten una audición nítida, por lo que los músicos pueden seguir realizando su actividad sin ninguna dificultad. Pero si buscamos algo más sofisticado, también existen protectores electrónicos, que se adaptan a los cambios de nivel del sonido, protegiendo así al oído del ruido más perjudicial.

Cambiar nuestros hábitos también nos ayudará a protegernos. No acercarse a los amplificadores o guardar una hora de reposo auditivo por cada hora de ensayo o concierto reduce el riesgo de sufrir problemas de sordera en un futuro. Asimismo, si te dedicas a la música es imprescindible pedir citas periódicas con los especialistas para que te hagan revisiones preventivas.

Entre los músicos que admiten sufrir problemas auditivos se encuentran algunos tan conocidos como Phil Collins, Neil Young o Sting, quienes reconocen que no han cuidado convenientemente su salud auditiva. Son estos mismos músicos quienes más apuestan por medidas como la venta de tapones en los conciertos.