Audiometría: Los valores normales

0
254
ReSound Brand identity BtB Dispenser Clinic Hearing test

Una audiometría consiste en un examen que evalúa la capacidad del paciente para escuchar sonidos.  Los sonidos cambian  de acuerdo con el volumen o fuerza (intensidad). También con la velocidad de vibración de las ondas sonoras (tono). La intensidad del sonido se mide en decibelios (dB). El tono se mide en herzios (Hertz).

Las ondas sonoras viajan hasta el oído interno a través del conducto auditivo externo, el tímpano y los huesos del oído medio (conducción del aire) y a través de los huesos que se encuentran alrededor y detrás del oído (conducción ósea).

Las ondas sonoras estimulan los nervios del oído interno, y llegan finalmente al cerebro.  Como referencias, se puede decir que un susurro tiene un valor de aproximadamente 20 dB. La música fuerte (algunos conciertos) oscila entre los 80  y los 120 dB. El motor a reacción de un avión puede llegar a valores de entre 140 y 180 dB.

Por otro lado, y en cuanto al tono, el rango normal de audición de los humanos es de aproximadamente 20 a 20,000 Hz. Algunos animales pueden escuchar hasta 50,000 Hz. El lenguaje humano está en un rango de entre 500 y 3,000 Hz.

Para practicar la audiometría, el audiólogo pide al paciente que se ponga un auricular en la oreja derecha y luego otro en la oreja izquierda para comprobar la conducción aérea. A continuación se hace lo mismo con otros auriculares, que se colocan en este caso detrás de cada oreja, apoyados en el hueso para medir la conducción ósea.

En ambos casos, el audiólogo emitirá diferentes pitidos de intensidad y tono diferentes, solicitando al paciente que muestre cuando el sonido es audible.   Después probará con cada casco si entiendes diferentes palabras que pronunciará correctamente. Lo hará con intensidad y tonos diferentes. Y solicitará que el paciente las repita.

Los resultados son inmediatos. Cuando las vías aéreas y óseas están entre 0 y 20 dB de pérdida auditiva, una persona con capacidad auditiva normal, es capaz de escuchar pequeños susurros o sonidos muy leves.

La pérdida es leve cuando la pérdida de audición está entre los 20 y 40 dB. Aparecen dificultades para escuchar y entender a distancia o con ruido.

Hay pérdida moderada cuando existe una pérdida de la audición de 40 a 60 dB. En este caso, el paciente no puede mantener y seguir una conversación con ruido de fondo, algo que puede conducir al aislamiento.

Por último, la pérdida es severa cuándo llega a ser de entre 60 y 80 dB. Aparecen dificultades para escuchar en prácticamente todas las situaciones y/o ambientes, con ruido o sin él. La pérdida es profunda si ha llegado, o sobrepasa los 80 dB.

Para tener una idea de sus valores de audición puede consultar aquí:

http://www.beltonehearingtest.com/es/

Una prueba de audición on line no es un sustituto para una prueba de audición real por un profesional en el cuidado de la audición. Siempre se recomienda que se realice una prueba en mayor profundidad con un audioprotesista.