Ruido y música clásica

0
48
ruido y música clásica
ruido y música clásica

En alguna ocasión ya hemos alertado en el blog de Beltone sobre los peligros de escuchar la música alta en discotecas, a través de los auriculares o bien en conciertos de rock. Pero, ¿es diferente con la música clásica? Hablamos hoy sobre ruido y música clásica.

Si en general el oído es importante para cualquier persona, para un intérprete de música clásica es, además, su herramienta de trabajo.  Según un estudio llevado a cabo por el Instituto Finlandés de Salud Laboral y Hospital Universitario de Tampere, sin un perfecto funcionamiento de este sentido,  el estrés se incrementa, al tiempo que se reduce la satisfacción en el trabajo de los músicos.

Y aunque pudiera parecer lo contrario, y aunque identificar ruido y música clásica es pecado, lo cierto es que las mediciones llevadas a cabo con motivo de este estudio sobre el nivel típico de exposición de los intérpretes de música clásica en una orquesta de ópera son importantes, y en algunos casos peligrosos. Varían según los instrumentos.  Por ejemplo,  un contrabajista está expuesto a 83 dB(A), los instrumentos de viento metal llegan a los 92-94 dB(A) y la flauta a los 95, lo mismo que los instrumentos de percusión. Por otro lado, el tiempo de exposición diaria de un músico profesional llega hasta las cinco o seis horas.

Y, aunque el resultado del estudio concluía que la pérdida de audición de los músicos de clásica resultaba inferior a lo que pudiera esperarse, en función del tiempo de exposición y volumen, otros inconvenientes que pueden deberse a la exposición al ruido como los acúfenos, la hiperacusia o los acúfenos temporales después de la interpretación, también pueden menoscabar la pericia de los instrumentistas a la hora de buscar la perfección, y, por lo tanto deben ser tenidos en cuenta por estos profesionales.

Según las cifras del estudio, el cuarenta y un por ciento de los encuestados sufrían acufenos temporales después de ensayar de manera conjunta,  mientras que un dieciocho por ciento, también los padecían después de las prácticas en solitario. Asimismo,  un quince por ciento de los músicos tenían que lidiar con acufenos permanentes. Aquí , los datos sí son anormalmente altos, si se cotejan con los de la población normal. Por otro lado, casi la mitad de los músicos había padecido hiperacusia.

Existen tapones para los oídos especiales para los intérpretes musicales. Sin embargo, aunque numerosas  orquestas se los entregan de oficio y de manera gratuita  a sus integrantes, la realidad es que los músicos desechan su uso después de un corto periodo, bien porque  piensan que puede dificultar su trabajo; porque creen que será más complejo escuchar el sonido de la orquesta, por la molestia de llevarlos puestos,  puesto que no se adaptan perfectamente al oído, porque provocan problemas de comunicación en los ensayos, o simplemente por la creencia, errónea, de que la música no puede provocar hipoacusia.

Solo entre el 20 y el 25 % de los músicos con síntomas de deterioro auditivo usan protectores auditivos en los ensayos de grupo y en las interpretaciones. La tasa de uso es incluso más baja en los ensayos individuales.

Muchos de estos inconvenientes  desaparecerían si los músicos dispusieran de más tiempo para acostumbrarse a los protectores auditivos.  En primer lugar, deberían acostumbrarse a una compensación diferente entre su propio instrumento y el resto de instrumentos, puesto que los protectores provocan una nueva relación entre el sonido que les llega por la vía aérea y el que les llega por la ósea.

La solución probablemente esté en el uso de protectores auditivos que atenúen lo mínimo posible, pero hechos a la medida del canal auditivo de cada uno de estos músicos. Los profesionales de Beltone pueden, gracias a tecnología como el escaneo del canal auditivo, fabricar  para que ni siquiera noten que los llevan puestos.

Los profesionales de Beltone están siempre a su disposición para cuidar de su salud auditiva con las mejores herramientas de diagnóstico y ofreciendo las más avanzadas soluciones para los problemas de audición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here