¿Qué esperar de una revisión auditiva?

0
381
revision_auditiva_tras_sindrome_ramsey_hunt

Obtener el diagnóstico adecuado de la mano de un profesional de la audición es primordial cuando se trata de mejorar la audición. Una revisión auditiva es una prueba sencilla y cómoda, de en torno a veinte minutos.

En primer lugar, el audioprotesista revisará físicamente tus oídos.

Después, charlareis sobre en qué situaciones notas que la pérdida de audición te afecta más.

A continuación evaluará tu nivel de audición mediante la realización de una audiometría. Esta prueba es similar a la de una revisión oftalmológica, pero en vez de ver series de letras y números, se te pedirá que escuches unos tonos suaves e indiques cuáles puedes oír. También escucharás y tendrás que repetir ciertas palabras para determinar tu nivel de comprensión del habla.

Los resultados de la prueba se representan en un audiograma.

Si tienes pérdida de audición, el audioprotesista te informará sobre los audífonos que encajan con tus necesidades particulares y te recomendará el más adecuado para tu caso.

Tu audioprotesista puede ayudarte a disfrutar de una vida más intensa, plena y satisfactoria, así que no malgastes un solo día más luchando para escuchar con dificultad todo lo que te importa en la vida.

Frecuencia de las revisiones auditivas

La frecuencia recomendada para las revisiones auditivas varía según la edad, la salud auditiva previa y otros factores. Sin embargo, aquí te dejamos algunas pautas generales:

Niños:

Los bebés deben someterse a una prueba de audición poco después del nacimiento. Los niños deben tener revisiones auditivas periódicas durante sus exámenes pediátricos de rutina.

Adultos jóvenes y de mediana edad:

Se recomienda una evaluación auditiva completa aproximadamente cada 3-5 años para adultos jóvenes y de mediana edad sin problemas de audición conocidos, y más ahora, con el abuso del uso de auriculares.

Adultos mayores:

A medida que las personas envejecen, la audición puede deteriorarse. Se aconseja realizar pruebas auditivas anuales después de los 50 años.

Individuos con riesgos específicos:

 

Aquellas personas que están expuestas regularmente a ruidos fuertes en su entorno laboral o recreativo deben hacerse revisiones auditivas más frecuentes.

Aquellos con antecedentes familiares de problemas auditivos pueden requerir revisiones más frecuentes.

Personas con síntomas de pérdida de audición:

 

Si experimentas síntomas como dificultad para entender conversaciones, zumbidos en los oídos, o sensación de oídos tapados, es recomendable realizar una evaluación auditiva lo antes posible.

Los profesionales de Beltone están siempre a tu disposición con las mejores herramientas de diagnóstico y las soluciones más avanzadas para cuidar de tu salud auditiva.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here