Calor, aire acondicionado y oídos

0
94
Aire Acondicionado y oidos
Aire Acondicionado y oidos

Calor, aire acondicionado y oídos. Las infecciones de oídos son muy frecuentes en verano y pueden resultar muy dolorosas. El exceso de humedad, debida a los baños tanto en agua dulce como en agua salada, o la falta de la misma, por el abuso del aire acondicionado, pueden causar desagradables molestias.

El mayor contacto con el agua y la humedad en época estival, provocan la proliferación de bacterias. Aunque los procesos infecciosos que ocasionan no suelen ser graves, pueden resultar muy molestos, y acabar por estropear las ansiadas vacaciones de verano.

Para evitar problemas derivados del exceso de humedad en los días de más calor, los expertos recomiendan secar bien los oídos después de cada baño y nunca introducir ningún elemento dentro del conducto auditivo. Aquellas personas que permanecen en el agua durante largos periodos de tiempo, pueden utilizar espráis o gotas específicas de limpieza y secado.

La práctica de deportes acuáticos que se realizan de forma ocasional o con poco entrenamiento es otro factor de riesgo. El submarinismo, realizado sin un control adecuado, puede producir lesiones por efecto de los cambios bruscos de presión que afectan tanto al oído medio (tímpano y huesecillos) como al oído interno, pudiendo provocar lesiones importantes y pérdida de audición. Para evitarlo es fundamental recibir la formación adecuada y usar todos los elementos de seguridad necesarios en la práctica del submarinismo.

Otro de los problemas habituales en esta época del año, está relacionado con el abuso del aire acondicionado para combatir el calor. El aire acondicionado provoca sequedad en el ambiente, de modo que puede llegar a resecar, tanto las fosas nasales como la mucosa que recubre la garganta y los oídos dificultando su funcionamiento normal. De este modo, las bacterias pueden acceder por la nariz y llegar a instalarse en el oído medio, provocando una otitis media, afección más  propia del invierno.

Además, como el aire acondicionado disminuye la temperatura ambiente, en ocasiones el cambio de temperatura es tan brusco que puede afectar a nuestra salud auditiva. Esto ocurre especialmente cuando entramos de la calle a lugares altamente refrigerados como puede ser un centro comercial o una sala de cine. La exposición a estos cambios bruscos de temperatura en ocasiones llega a provocar un muy dolor agudo e intenso, que aunque generalmente dura tan solo unos segundos, puede ser realmente incómodo.

Para proteger nuestros oídos de los efectos del aire acondicionado es recomendable que la temperatura no sea inferior a los 22ºC, y para mantener la humedad colocar recipientes de agua o aparatos humidificadores.

Así mismo, se desaconseja dormir con el aire acondicionado encendido, ya que, al dormir la temperatura corporal disminuye y el organismo se vuelve más vulnerable.

La otitis media puede causar dolor y sensación de oído taponado, afectando a la audición.

Siempre es recomendable, después de haber pasado por un proceso de infección en los oídos, acudir a revisar los niveles de audición. Los profesionales de Beltone están a su disposición para cuidar de su salud auditiva y ofrecerle las mejores soluciones en caso de pérdida de audición.

https://www.hmhospitales.com/prensa/notas-de-prensa/las-infecciones-urinarias-y-de-oidos-son-muy-frecuentes-en-verano-y-pueden-resultar-dolorosas-y-molestas-sin-un-diagnostic

https://agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/cambios-de-temperatura-podrian-afectar-salud-auditiva.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here