Todo lo que querías saber de la sordera y nunca te atreviste a preguntar

0
201
Girl listening with her hand on an ear

La sordera es una pérdida auditiva que afecta a una gran parte de la sociedad. Según la Organización Mundial de la Salud, hay 360 millones de personas en el mundo con pérdidas de audición incapacitantes, lo que supone el 5% de la población.

Pese a ser un problema tan generalizado, aún existen muchas dudas al respecto. Algunas de las preguntas que más se hace la población tienen que ver con los tipos de sordera, cuál es su origen, qué grados se pueden dar y si tiene curación. Intentamos dar una respuesta sencilla a cada uno de los interrogantes.

¿Qué tipos de sordera existen?

Se clasifican en función del lugar en el que el aparato auditivo sufre daños. Así, puede darse una pérdida auditiva conductiva (con problemas para que el sonido pase desde el oído externo al interno, provocado, por ejemplo, por un tapón de cera), una pérdida auditiva neurosensorial (dificultades en el oído interno), una neuropatía auditiva (lesión a nivel nervioso), o una pérdida auditiva mixta (con problemas tanto en el oído interno como en el externo). Las pérdidas auditivas pueden ser temporales o permanentes, y en uno o en los dos oídos.

¿Qué grados de pérdidas auditivas podemos encontrar?

La perdida auditiva leve supone dificultad a la hora de percibir algunos sonidos o identificar palabras completas. Por su parte, la pérdida moderada se identifica porque la persona no puede percibir el habla a no ser que su interlocutor levante la voz. En la pérdida auditiva severa no se percibe el habla a nivel conversacional, aunque sí se pueden escuchar los sonidos fuertes. En cambio, en la pérdida auditiva profunda no hay percepción del habla y solo los ruidos muy potentes pueden ser escuchados. Por último, en la sordera total o cofosis no se percibe ningún sonido.

¿Cuál es el origen de la sordera?

La pérdida auditiva puede sobrevenir por cuestiones hereditarias o de base genética, o por circunstancias adquiridas, como puede ser una infección, una meningitis o una enfermedad como el sarampión. Además, existen causas indeterminadas, cuyo momento de aparición puede ser antes o después del nacimiento.

¿Existe curación?

Cada persona es única y tiene unas circunstancias determinadas, por lo que el especialista es la persona más adecuada para hablar de las repercusiones de la pérdida auditiva. En cualquier caso, un buen diagnóstico de las causas de la sordera, el tipo, el grado y sus características es el primer paso para, en el caso que sea posible, ajustar un tratamiento adecuado a cada necesidad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here