Técnicas para captar y mantener la atención de los hipoacúsicos

0
1608

Técnicas para captar y mantener la atención de los hipoacúsicos. El primer paso para comunicarnos con una persona con discapacidad auditiva es captar su atención y eso se puede hacer mediante recursos vocales y corporales. Si la persona tiene restos auditivos lo mejor es llamarle por su nombre en voz alta, lo que podremos acompañar con alguna estrategia corporal para asegurarnos de que nuestra llamada es efectiva.

Técnicas para captar y mantener la atención de los hipoacúsicos. Si estamos de pie junto a la persona en cuestión podemos darle suaves toques en el hombro, en el brazo o la espalda, pero nunca en la cabeza. Por el contrario, si estamos sentados junto a él también podremos tocarle en la pierna o en el antebrazo. Inmediatamente se girará hacia nosotros.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando la persona está situada a cierta distancia? En este caso lo mejor es mover nuestro brazo o nuestra mano de manera que el movimiento capte su atención. Otra posibilidad, si la persona con discapacidad auditiva se encuentra con otros, es llamar la atención de quien le acompaña y solicitarle que le avise.

Si estamos en una habitación cerrada con esa persona, también podremos utilizar otras llamadas de atención como encender y apagar las luces un par de veces o, si el suelo es de tarima, golpearlo con el pie para que perciba la vibración, pero estas técnicas son menos efectivas y, por tanto, menos utilizadas.

Por otro lado, para mantener la atención de una persona sorda, debemos tener en cuenta nuestra expresión fácil y corporal. Asentir cuando se comunique con nosotros y mantener una postura ligeramente inclinada hacia adelante es fundamental para que perciba nuestro interés. Es conveniente, además, que nuestras miradas coincidan y que nuestra expresión invite a la persona sorda a participar en el proceso comunicativo.

En el colegio, el niño sordo debe colocarse en la primera fila de la clase, enfrente de la profesora. Es fundamental que tenga una visión frontal de la pizarra y los docentes, y una visión global de lo que ocurre en la clase.