¿Qué es la hiperacusia?

0
4
Hiperacusia

La hiperacusia es un síndrome auditivo que convierte los sonidos cotidianos del ambiente en dolorosos, e incluso  intolerables, para quien lo padece. Afecta a un 9-15% de la población, siendo su prevalencia mayor entre personas con acúfenos.

En casos severos llega a incapacitar para la realización de tareas cotidianas, desde ir a un concierto, hasta la molestia con incluso la percepción de susurros en los casos más graves, y provoca consecuencias sociales y laborales negativas.

Puede desencadenarse a consecuencia de la amplificación y regulación de las células ciliadas externas cocleares, o bien ser producto de un mal funcionamiento en el procesamiento central del sonido.

La más frecuente es la conocida como hiperacusia coclear. En este caso, hay dolor de oído, que acompaña a la intolerancia a los sonidos. Además, el paciente también tiene la impresión de contar con objetos extraños en el interior del oído, ataques de pánico, llanto injustificado y acúfenos.  En el caso de hipersensibilidad  de origen vestibular, estos síntomas son idénticos, pero aparecen además mareos y vértigo, de manera especial cuando el paciente percibe sonidos que le son desagradables.

Las causas que la provocan pueden ser muchas y muy variadas.  Algunas de ellas son: la exposición a altos niveles de ruido en periodos prolongados, así como la exposición súbita a ruido de gran intensidad, golpes en la cabeza, a la Enfermedad de Lyme, a Enfermedad de Ménière, acúfenos, lesión por cirugía del oído, a trastornos de la articulación temporomandibular o depresión, entre otros.

La mayoría de los casos de hiperacusia se tratan con la misma  Terapia de Reentrenamiento del Tinnitus o Acúfenos, (TRT), que consiste en aprender a sobrellevar el tinnitus, tanto consciente como subconscientemente. En muchos casos, también se prescriben antiinflamatorios esteroides para complementar el tratamiento seleccionado. El papel de ciertos fármacos sobre el mecanismo de la serotonina abre otras vías en el manejo de la hiperacusia.

Como la variedad de causas que la provocan es mucha, la prevención es  compleja. A nivel general, se puede decir que también para evitar la aparición de hiperacusia es bueno no exponerse a altos niveles de ruido, ni de forma repentina, ni prolongada. Asimismo, existe evidencia de que algunos medicamentos podrían causar la hiperacusia como efecto secundario.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here