5 reglas para evitar pérdidas de audición

0
1074

5 reglas para evitar pérdidas de audición. Casi 400 millones de personas en todo el mundo sufren pérdida de audición. En algunos casos, estos problemas auditivos son evitables. La Organización Mundial de la Salud nos invita a reducir o eliminar aquellas conductas que pueden causar una merma de la capacidad de escucha:

5 reglas para evitar pérdidas de audición son:

No te sometas a los ruidos ambientales. La contaminación acústica o ruido ambiental es una de las causas que más directamente influyen en la pérdida auditiva. Por ello, debes intentar evitar la exposición a un determinado ruido durante periodos prolongados.

Cuidado con los bastoncillos de algodón. Incorporar los bastoncillos de algodón a nuestra higiene diaria puede tener graves consecuencias. Los expertos aseguran que no solo acumulan el cerumen en el tímpano, facilitando la formación de “tapones”, sino que, además, pueden dañar las paredes internas del oído, por lo que conviene evitarlos.

La música, mejor bajita. Especialmente si la escuchamos mediante auriculares. No debemos subir al máximo el volumen y, en caso de utilizar auriculares, mejor que estén dotados de cascos grandes, ya que los modelos que se introducen en la oreja pueden producir un daño aún mayor.

No subas el volumen de la televisión o la radio. Los malos hábitos pueden causar problemas de audición, por eso debemos acostumbrar a los niños a escuchar la televisión o la radio a un volumen moderado desde que son pequeños. Cada vez hay más jóvenes con problemas de audición porque los efectos de estar sometidos a fuertes ruidos ambientales comienzan a notarse aproximadamente a los 15 años de la exposición.

Ante la duda, actuar rápido. Si observa que su hijo sube repetidamente el volumen de la televisión o se acerca mucho a ella, o bien nota como que a veces no le atiende cuando le habla, hay que actuar lo más rápido posible y acudir a una revisión con el especialista. Mientras se esperan los resultados, no estaría de más que el niño estuviera situado en las primeras filas en la clase. En cualquier caso se recomienda a todas las personas someterse a una revisión anual para evitar posibles problemas auditivos.