La audiometría tonal

0
2151
Persona respondiendo en una audiometría.
Prueba subjetiva para la medicion de la capacidad auditiva.

La audiometría es el término utilizado para describir la medición formal de la capacidad de audición. La medición o prueba se realiza generalmente mediante un “audiómetro” por un “audiólogo”.
La audiometría es una prueba subjetiva – no es una medición objetiva. Depende de que la persona presione un botón o levante la mano, cuando escucha un tono. La cooperación es necesaria.
Se utilizan unos cascos para utilizar la vía aérea de transmisión de sonido, en un ambiente sin ruidos (en España, la legislación exige que se realice la prueba en una cabina o sala insonorizada).
En la audiometría tonal, la audición se mide en frecuencias que van desde las frecuencias bajas o graves (250 Hz) a los tonos altos o agudos (8000 Hz). Esto es sólo una parte de todo el rango auditivo humano, que se extiende entre 20 y 20.000 Hz. Sin embargo la mayoría de los audiómetros están diseñados de manera que no pueden ir tan bajo o alto como el oído humano.
El método básico de la audiometría de tono puro o tonal es presentar una serie de tonos en un oído, cerca de umbral (la sonoridad que la persona apenas puede detectar), y seguir bajando la intensidad en pasos de 10 dB hasta que la persona deja de responder. Entonces se vuelve a subir en pasos de 5 dB hasta que la persona empieza a responder de nuevo. Esto se hace convencionalmente en las frecuencias de 250, 500, 1000, 2000, 4000 y 8000 Herzios. El proceso se realiza en ambos oídos.
Las respuestas proporcionadas durante la prueba para cada oído se representan en un gráfico llamado audiograma. El oído derecho por lo general se representa en rojo, y como una ‘x’, y el izquierdo en azul como un círculo. El audioprotesista o audiólogo puede decidir incluir otras anotaciones en el audiograma como cuando el paciente siente dolor o molestia por el estímulo tonal, si ha utilizado condiciones especiales como “enmascaramiento” o si la respuesta ha sido vaga.
Una vez terminada la audiometría tonal el audioprotesista debe realizar una audiometría verbal o logoaudiometría, de la que hablaremos en otro post.
Hasta aquí, el audioprotesista podrá valorar el tipo de pérdida auditiva en función de los decibelios en los que comienza la audición de los estímulos tonales. La pérdida de audición o hipoacusia es descrita a menudo de la siguiente manera.
Audición normal:
<25 dB HL (adultos)
<15 dB HL (niños)
Pérdida de audición leve o hipoacusia leve = 25-40 dB HL
Pérdida de audición moderada o hipoacusia moderada = 41-65 dB HL
Pérdida de audición severa o hipoacusia severa = 66-90 dB HL
La hipoacusia profunda = 90 + dB HL