Dolor de oídos: trucos para aliviarlo cuando su hijo viaja en avión

0
787
Kids

Dolor de oídos. Los viajes en avión a menudo se traducen en molestias en los oídos. Están ocasionadas por los cambios en la presión que se producen en el espacio de aire localizado detrás del oído medio. Los bebés y los niños más pequeños se muestran especialmente sensibles a estas sensaciones. Pueden hacer que un trayecto se convierta en una experiencia desagradable para los más pequeños. Dolor de oídos.

Dolor de oídos. Existen pequeños trucos que le ayudarán a hacer más llevadero el viaje en avión. Y a prevenir posibles dolores de oído. El fin es que sus hijos no asocien a este medio de transporte con una experiencia negativa. Estos son algunos de ellos:

Hable con sus hijos de las sensaciones que va a experimentar. En función de los años que tenga puede explicarle qué va a suceder en su oído. Para ello puede acompañar su explicación de dibujos. Así lo entenderá mejor. Si el niño es demasiado pequeño, bastará con explicarle que va a notar una sensación extraña, pero que en ningún caso es peligrosa ni duradera. Esto contribuirá a calmar su ansiedad. Dolor de oídos.

Invítele a beber agua. Beber en abundancia durante un vuelo es fundamental para un niño. No solo le mantendrá hidratado, sino que le ayudará a las trompas de Eustaquio se abran al tragar. Aliviar el dolor de oídos

Invítele a masticar chicle o chupar caramelos, pero solo si el niño tiene más de tres años de edad. Otro truco para evitar las molestias en los oídos es incitarle a bostezar.

Despierte a su hijo durante el despegue y el aterrizaje. Si el niño se mantiene dormido no tragará con la frecuencia requerida para regular la presión del aire en el oído medio. Si quiere, puede utilizar descongestionantes nasales para ayudar a abrir los conductos nasales justo en esos momentos, que suelen ser los más delicados.

Infección de oídos. Si su hijo posee una infección de oído es mejor que consulte con el pediatra sobre la conveniencia o no de volar. En cambio, si el niño tiene tubos insertados en los tímpanos para el tratamiento de fluido en los oídos no debe preocuparse, ya que le ayudarán en la regulación de la presión del aire.

Si su hijo sufre habitualmente de dolor de oídos, y previa consulta con el pediatra, puede suministrarle ibuprofeno media hora antes de despegar o al aterrizar, lo que contribuirá a reducir las molestias.