¿Cómo convertirse en una empresa accesible para personas sordas?

0
1048

¿Cómo convertirse en una empresa accesible para personas sordas? En unos tiempos en los que las empresas dan prioridad a la responsabilidad social corporativa, cada día son más las compañías que deciden invertir en la integración de personas en riesgo de exclusión. Estas iniciativas repercuten en la inserción laboral de colectivos como el de las personas con discapacidad auditiva, proporcionándoles un escenario de igualdad de oportunidades alejado de la discriminación.

¿Cómo convertirse en una empresa accesible para personas sordas? En España existe más de un millón de personas sordas, un número lo suficientemente destacado como para que las empresas decidan invertir en una serie de medidas de fácil implantación con el fin de convertir a la compañía en una empresa accesible.

Las entidades tienen a su disposición una serie de recursos para convertirse en una empresa accesible a este colectivo. Existen instituciones y fundaciones que ofertan cursos para capacitar a los empleados en una comunicación básica en la lengua de signos, con programas formativos que se adaptan a las necesidades de cada empresa. La formación puede ser presencial, y en ese caso se desplaza un especialista en lengua de signos española a las instalaciones de la compañía, o bien online, de manera que los empleados pueden conectarse a una plataforma para seguir el programa didáctico, con un tutor que va guiando el aprendizaje.

Otra forma de lograr ser una empresa accesible para personas sordas es contratar un servicio de intérpretes de lenguas de signos para que el colectivo con discapacidad auditiva puede asistir a charlas, congresos, jornadas o eventos que de otra forma les están vetados. También encontramos un servicio de videointerpretación para personas sordas, que facilita una comunicación efectiva entre la compañía y quienes, de otra manera, tendrían dificultades para realizar una interactuación directa con la empresa.

Por último, aquellos empresarios que quieran proyectar una imagen social positiva y facilitar la inclusión social a personas sordas pueden tener páginas webs accesibles, con videos específicos orientados a personas con este tipo de discapacidad que no afectan ni al diseño ni a la navegación por la página.