Cuidados auditivos si teletrabajas con auriculares

0
210
Cuidados auditivos si teletrabajas con auriculares
Cuidados auditivos si teletrabajas con auriculares

Cuidados auditivos si teletrabajas con auriculares. El teletrabajo se ha convertido en una modalidad laboral más tras la pandemia del COVID-19, que provocó que los trabajadores no esenciales comenzaran a trabajar desde sus viviendas como consecuencia de los confinamientos. El sistema ha quedado implantado en muchas empresas y son cada vez más los profesionales que han dejado de lado el trabajo presencial para llevarlo a cabo desde sus domicilios.

Como consecuencia, las reuniones, que antes se celebraban físicamente, ahora han pasado a ser online, lo que hace que cada vez utilicemos más los auriculares, conectados a los equipos informáticos o para comunicarnos con nuestros jefes, compañeros o clientes. Además, en muchas otras profesiones también se utilizan habitualmente, como los profesionales que trabajan en centralitas, como teleoperadores o en una recepción atendiendo el teléfono.

Consejos para proteger los oídos

Todo el mundo que trabaja con auriculares debe proteger sus oídos para no perder audición. Si los auriculares que se utilizan no son los más adecuados y el uso es continuo, a medio plazo se puede sufrir una pérdida auditiva. Para evitarlo, estos son algunos consejos a tener en cuenta:

  • Los auriculares deben tener volumen regulable para poder graduarlos al mínimo posible, ya que con ellos puestos y a un volumen elevado la persona puede estar sometida a más de 85 decibelios.
  • Si se teletrabaja en un lugar ruidoso, y existe esta posibilidad, lo mejor es trasladar la mesa de trabajo a una estancia más silenciosa, que permita escuchar mejor.
  • Los auriculares que se introducen en los oídos son más perjudiciales que los de diadema, ya que se encuentran más cercanos al tímpano, por lo que pueden dañarlo más fácilmente si están a más volumen de lo recomendable o si se produce un ruido inesperado.
  • Existen auriculares que permiten eliminar el ruido del entorno. De esta manera conseguiremos escuchar mejor sin necesidad de subir el volumen. Aunque suelen ser dispositivos algo más caros, merece la pena realizar esta inversión para cuidar nuestra salud auditiva.
  • Si por cualquier circunstancia, como ruidos externos, necesitamos subir el volumen de nuestros auriculares, intentaremos minimizar nuestro tiempo de exposición.
  • Las personas que trabajan con auriculares de continuo deberían hacer pequeños descansos periódicamente, con el fin de que descansen los oídos.
  • En la medida de lo posible, y siempre que la situación lo permita, es mejor escuchar una conversación con manos libres que con auriculares, para evitar una sobreexposición.

 

Por último, cabe recordar que el daño auditivo es acumulativo. Excepcionalmente, no pasa nada si estamos sometidos a un nivel de ruido elevado. Pero la exposición continua nos puede causar problemas de audición graves, que pueden llegar incluso a una pérdida auditiva permanente.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here