El sonido de la guerra de Ucrania

0
21
El sonido de la Guerra de Ucrania
El sonido de la Guerra de Ucrania

El sonido de la guerra de Ucrania. El 24 de febrero Rusia comenzó a atacar a Ucrania.  El hecho nos hace reflexionar sobre los daños irreparables que trae consigo la guerra y cómo el ser humano se ha vuelto a dejar apoderar por el odio y ha cometido los mismos errores que hace casi 80 años.

Condenamos firmemente la invasión de Ucrania y clamamos por el restablecimiento de la paz mundial, pero en este blog nos corresponde hablar  de lo que pasa en el oído. Por eso, nos ocupamos en este post del sonido de la guerra de Ucrania

Antes de hacerlo, repasamos otras cuestiones. La mayoría de los soldados que regresan de luchar, presentan pérdida del sentido de la vida, estrés postraumático o desesperación.

Aprendamos de la historia. De los 70 millones de soldados que lucharon en el frente en la Segunda Guerra Mundial, 20 millones murieron y aproximadamente 50 millones resultaron heridos.

Obviamente, la guerra no trae nada bueno para nadie. Tampoco para los oídos. Los sonidos de la guerra son muy dañinos para nuestro sistema auditivo, puesto que casi todos sobrepasan el número de decibelios recomendado por la OMS (65 decibelios o dBs).

Entre los combatientes,  la pérdida de audición es algo común.  Por ejemplo, en la Guerra de Irak  (2003- 2011) el sesenta por ciento de las tropas norteamericanas presentaron daños auditivos permanentes.

Solo el sonido de una pistola al disparar produce entre 124-128 dBs, el de un fusil de asalto, puede superar los 150 dBs. El ruido provocado por la explosiones de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki fue de 200 dBs. Y el grito de los seres humanos ante el horror de la guerra puede llegar a los 90 dBs.

El ruido de un tanque (80 dBs) en movimiento puede dañar la audición, si no se lleva la adecuada protección. El ruido de los cazas de combate en vuelo rasante alcanza los 180 dBs. La diferencia con el de un avión comercial es de más de 30 dBs. El de las sirenas antiaéreas llega hasta los 150 dBs.

El oído es un sentido indispensable para las personas; en una situación de guerra salva vidas. Es la alerta que pone a salvo del peligro inminente de bombardeos, por ejemplo. Deseamos que los civiles ucranianos sigan las indicaciones de sus oídos para alejarse del peligro. Pero, por encima de todo, deseamos el restablecimiento de la paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here