Audífonos e invierno

0
41
Audífonos e invierno. Unos consejos.
Audífonos e invierno. Unos consejos.

Audífonos e invierno. Los audífonos son dispositivos que ofrecen soluciones de última tecnología para mejorar la calidad de vida de quienes sufren problemas auditivos. Estos pequeños aparatos están diseñados para un uso continuado, en casi cualquier situación, y en todas las épocas del año. Ahora bien, en determinadas circunstancias, como en el invierno, hay que prestar una atención especial a su cuidado.

El objetivo último de los audífonos es conseguir, para las personas que padecen pérdida de audición, una experiencia auditiva lo más natural posible los 365 días del año. Pero las inclemencias meteorológicas del invierno, si no se tienen en cuenta, pueden llegar a afectar negativamente al complejo elemento de comunicación que es hoy día la ayuda auditiva. ¿Qué consejos debemos tener en cuenta con nuestros audífonos en invierno?

El frío extremo, la humedad ambiental o la variación brusca de temperatura a los que estamos sometidos en el invierno pueden generar condensación, y si esta no se retira, llegar a causar daños a los audífonos.

Los audífonos son dispositivos de gran calidad, dotados con la última tecnología y fabricados con materiales de alta resistencia, que pueden usarse sin problema en la mayoría de las situaciones cotidianas, incluso mientras se practican deportes de invierno, como el esquí, pero siempre teniendo especial cuidado si se percibe condensación.

En caso de apreciar humedad, lo primero es retirar los restos de condensación con un paño seco y suave. El compartimento donde se sitúa la pila, igualmente debe mantenerse lo más seco posible y en caso de que la humedad haya llegado hasta este punto hay que dejarlo secar extrayendo la pila y limpiándolo cuidadosamente. En el caso de audífonos recargables por batería igualmente hay que prestar especial atención a la misma y también secarla si es posible con productos desecantes.

Es recomendable, en caso de acumulación de humedad en el interior de los audífonos, dejar el portapilas abierto por la noche para que los componentes internos se sequen. Esto prolongará la vida útil de los audífonos.

En ocasiones, el exceso de humedad pude requerir un deshumidificador o un agente de secado a base de sílice que se puede adquirir en su centro auditivo de referencia. No se recomienda utilizar deshumidificadores eléctricos en audífonos con baterías recargables de ión-litio.

Aunque los audífonos tengan signos de humedad, hay que mantenerlos alejados de las fuentes de calor. Nunca deben exponerse a radiadores o intentar eliminar la humedad con un secador de pelo. Tampoco hay que sumergir los audífonos en agua, ni usarlos mientras se esté en una sauna, ducha, bañándose o nadando, y hay que protegerlos de la lluvia. Además, es recomendable, si estamos en ambientes fríos utilizar protección externa como puedan ser gorros, sombreros, pañuelos o bufandas.

Siguiendo estos sencillos consejos, podremos disfrutar plenamente, de la nieve y del invierno, sin renunciar a la calidad de la audición.

Eva Plaza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here