Más inconvenientes de pérdidas auditivas sin tratar

0
880
ReSound Brand identity BtB Dispenser Clinic Hearing test

Según revela un estudio, las pérdidas auditivas sin tratar en el caso de adultos mayores de 50 años, supondría un aumento de los gastos médicos de 22.434 dólares a la década en comparación con los gastos médicos destinados a la población sin pérdida auditiva.

Aunque sin lugar a dudas lo más importante de recuperar la capacidad de oír bien y compensar las pérdidas auditivas, es, de largo, la facultad de devolver a las personas la facultad de comunicarse,  un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Escuela Bloomberg de Salud Pública, perteneciente a la Universidad Johns Hopkins en los Estados Unidos,  nos ha sorprendido por sus datos económicos y de visitas al médico.

Según este estudio,  el gasto médico que genera una persona con una hipoacusia sin tratar, es un 46% más alto,  el equivalente a 22.434 dólares al cabo de diez años, en comparación con el que ocasiona otra persona sin pérdida auditiva. El porcentaje reflejado es mayor a mayor tiempo de seguimiento de los sujetos objeto del estudio. Es decir,  de un 25,9% (3.852 dólares) al cabo de 2 años, pasaba a un 36,9% (11.147 dólares) al cabo de 5 años, y finalmente llegaba al 46,5% (22.434 dólares) al cabo de 10 años.

Datos curiosos

En ningún caso los datos analizados incluyeron a pacientes con pérdida auditiva portadores de audífonos. Y resulta curioso que de estos 22.500 dólares, sólo 600 se deben específicamente a la pérdida auditiva en sí.

Otros porcentajes sorprendentes que se derivan del estudio son, por ejemplo, que  los pacientes con pérdida auditiva sin tratar sufrieron ingresos hospitalarios casi un 50% más que los pacientes sin ella. Asimismo, fueron en un  44% más, proclives a tener que ser reingresados, pasado un mes después del primer ingreso. E incluso acarrearon un 17%  más de riesgo de acudir al servicio de  Urgencias. Por último, y a lo largo de esos 10 años, se tuvieron que desplazar a un ambulatorio en 52 ocasiones más que los que no padecían pérdida de audición.

Los investigadores de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins se basaron en información procedente de OptumLabs Data Warehouse, una extensa base de datos médica que alberga información sobre reclamaciones administrativas desde 1999 hasta 2016 sobre adultos de 50 años de edad o mayores. Los sujetos a estudio, fueron seguidos en periodos que oscilaron entre los  2, 5 y 10 años.

El estudio Trends in Health Care Costs and Utilization Associated With Untreated Hearing Loss Over 10 Years («Tendencias de los gastos y usos médicos asociados a la pérdida auditiva sin tratar durante un periodo de 10 años») se ha  publicado en la revista médica JAMA Otolaryngology-Head and Neck Surgery en 2018.

Además de ayudarnos a comunicarnos mejor y sin complejos en el mundo digital, parece que corregir y tratar la pérdida auditiva puede también ahorrarle dinero a la sanidad pública y privada, y a nosotros, visitas al médico.