Tapones de cera en el oído

Tapones de cera en el oído

0
1869
Tapon de cera en el oído

Tapones de cera en el oído. El cerumen es una sustancia producida por el oído de manera natural para proteger el canal auditivo, actuando como mecanismo de defensa y limpieza. La cera de los oídos es, por tanto, una mezcla de piel, sudor, pelo y desechos (como restos champú u otras sustancias), que se apelmazan con el líquido secretado por las glándulas ceruminosas.

Tapones de cera en el oído. El cerumen ayuda a filtrar el polvo, mantiene los oídos limpios y protege el canal auditivo de las infecciones. Esta sustancia viscosa tiende a ser de color marrón anaranjado, y en los niños, generalmente, posee una consistencia más ligera que en los adultos.

La cera, que se forma a medida que la piel del canal auditivo se desprende, suele eliminarse de forma natural, desplazándose por el canal auditivo hasta llegar a su parte exterior, saliendo del oído por sí misma.

Normalmente, el cerumen se drena por sí solo y no causa problemas, pero en ocasiones el mecanismo de auto-limpieza falla y la cera se acumula originando los llamados tapones de cera y obstruyen  el canal auditivo parcial o totalmente, lo que suele suponer, entre otras molestias, una disminución de la audición, más acusada aún en personas que ya padecen problemas auditivos.

Entre los factores que impiden la expulsión natural de la cera se encuentran: la presencia de abundante vello en el canal auditivo, algunas enfermedades dermatológicas, el uso de audífonos o la limpieza del oído con bastoncillos de algodón, que empujan el cerumen contra el tímpano y favorecen su acumulación en la parte más interna del canal auditivo.

Los síntomas que identifican cuando se tiene un tapón en el oído, pueden variar en función del tipo de acumulación y de las condiciones anatómicas del conducto auditivo y del tímpano de cada persona. El síntoma más común es la sensación de taponamiento del oído que se modifica al masticar o al mover el pabellón auditivo. También puede ser señal de tapón en el oído cuando la persona afectada detecta acúfenos, zumbido constante en el oído, o autofonía, es decir, que escucha su propia voz al hablar.

Otro indicio común de tapones en los oídos es la disminución de la capacidad auditiva, aunque si el tapón no cubre el conducto por completo este síntoma puede pasar desapercibido. También puede suceder, en personas que están en contacto con el agua, por ejemplo al nadar, que el tapón de cera se moje y aumente su volumen provocando una falta de audición repentina. Además, la obstrucción en el conducto auditivo puede generar sensación de mareo, vértigo, picor o molestias en el oído afectado por la acumulación de cera.

Si aparecen estos síntomas, es aconsejable acudir al médico que realizará una prueba diagnóstica para comprobar si se trata o no de una obstrucción producida por un tapón de cera, e indicará el tratamiento más adecuado. Tapones de cera en el oído.

Existen diversas formas de eliminar los tapones de cerumen del oído, aunque siempre es recomendable que sea un profesional sanitario quien realice la extracción para evitar posibles daños en el conducto auditivo.

El método más habitual es el lavado por irrigación que consiste introducir abundante agua tibia en el oído con una jeringa, sin embargo, este procedimiento está contraindicado para personas intervenidas del oído o con posible perforación en el tímpano. Otra manera de eliminar un tapón de cera es la succión mediante un instrumento aspirador o la extracción manual utilizando unas pinzas específicas para esta tarea.

No obstante, antes de aplicar cualquiera de estos métodos, es recomendable reblandecer previamente el tapón con la aplicación de unas gotas agua oxigenada o de aceite, ya sea de oliva o de almendras, que a su vez producirán un efecto lubricante favoreciendo el desplazamiento del tapón y su extracción.

Como en todas las patologías, la prevención es fundamental para evitar la aparición del tapón, por ello hay que evitar el uso de bastoncillos de algodón para limpiar el oído ya que pueden empujar el cerumen hacia el fondo del conducto aumentando el riesgo de acumulación. Además con su uso se corre el riesgo de generar lesiones en el conducto auditivo externo e incluso en la membrana timpánica.

Además, es recomendable realizar revisiones periódicas de los oídos. Los profesionales de Beltone están siempre a su disposición para ayudarle a cuidar su salud auditiva y ofrecerle las mejores soluciones en el campo de la audición.

https://www.cigna.com/individuals-families/health-wellness/hw-en-espanol/temas-de-salud/cerumen-earwx

https://seorl.net/tapon-cera-oido/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here