Prevención de la hipoacusia: consejos y datos

0
1095

Prevención de la hipoacusia: consejos y datos  

El oído tiene dos sistemas. Uno es de transmisión. Lo componen el tímpano y la cadena de huesecillos. El segundo, en el oído interno, transforma la señal y la transmite al cerebro. Ambos deben cumplir su papel y ambos están compuestos por partes muy sensibles. El aporte de vitaminas y nutrientes de diferentes electrolitos, de sodio, de fosfatos o de magnesio permite que los dos sistemas funcionen adecuadamente. Por lo tanto, una alimentación variada, rica en frutas y verduras, es importante.  Obviamente no es lo esencial, pero sí es aconsejable para la prevención de la hipoacusia.

La exposición a ruidos intensos, continuada principalmente, pero también puntual, deteriora los oídos. Cualquier sonido por encima de 80 decibelios es elevado y potencialmente nocivo.  Conviene saberlo para la prevención de la hipoacusia.

El problema es que en la vida normal no sabemos nunca exactamente cuándo estamos superando ese nivel.  Con unos ejemplos lo entendemos mejor:

El motor de una motocicleta en movimiento puede superar los 100 decibelios.

El sonido de un avión volando a baja altura se eleva por encima de los 110 decibelios.

Un martillo neumático o una sierra de calar tienen igualmente un volumen excesivo.

Los altavoces de una discoteca superan con creces ese umbral.

Las labores propias de un trabajador de la construcción o incluso la práctica de algunos deportes como la caza, someten al oído a un estrés excesivo y lo pueden dañar.

grafico ruido

 

Si tiene alguna duda, acuda a un especialista. Hágase revisiones auditivas periódicas que pueden ayudarle a detectar la aparición de la pérdida de audición en una etapa inicial.

Una prueba de audición on line no es un sustituto para una prueba de audición real por un profesional en el cuidado de la audición. Siempre se recomienda que se realice una prueba en mayor profundidad con un audioprotesista.

http://www.beltonehearingtest.com/es/