Pérdida de audición inducida por el ruido

0
2

Pérdida de audición inducida por el ruido. Durante los meses de confinamiento, y especialmente en las grandes ciudades, hemos aprendido un nuevo concepto de silencio. Sin apenas tráfico ni movimiento en las calles hemos visto como el ruido exterior desaparecía dando paso a otros sonidos en el interior de las viviendas. Todos los días, incluso en los que nos parece que reina el silencio más absoluto, estamos expuestos a sonidos  en nuestro ambiente.

Pérdida de audición inducida por el ruido. La televisión, la radio o los electrodomésticos normalmente son escuchados a niveles que no afectan a nuestra audición, pero la unión de sonidos en un mismo ambiente o el exponerse a ruidos fuertes, duren poco o mucho tiempo, puede dañar las delicadas células del oído interno causando pérdida de audición inducida por el ruido. Esta pérdida de audición puede ser inmediata o aparecer posteriormente en el tiempo, puede ser temporal o permanente y puede afectar a uno o ambos oídos. No obstante, para no sufrirlo lo mejor siempre es la prevención.

La exposición a niveles dañinos de ruido puede suceder a cualquier edad. Tanto niños, adolescentes y jóvenes, como adultos y personas de avanzada edad, pueden desarrollar pérdida de audición inducida por ruido. Hay estudios que afirman que al menos el 25% de los adultos y el 17% de los adolescentes sufren, en uno o en los dos oídos, pérdida audición por exposición al ruido.

En estos días en los que estar al aire libre se ha vuelto más imprescindible que nunca, algunas actividades recreativas pueden poner a quienes las practican en riesgo de desarrollar pérdida auditiva por el ruido. La caza, el tiro al blanco o los paseos en vehículos muy ruidosos (motos de trial, quads, motos acuáticas e incluso globos aerostáticos mientras se enciende el quemador) son algunas de las actividades en las que hay que tomar precauciones frente al ruido.

También en el hogar, especialmente en verano, existen sonidos dañinos que pueden proceder de fuentes como el cortador de césped, el soplador de hojas o las herramientas de carpintería y bricolaje.

Exponerse mucho tiempo o de manera repentina a sonidos de 85 dB o más puede causar pérdida de audición. Y cuanto más alto sea el sonido, más rápido se desarrolla la pérdida auditiva. Existen dos factores importantes para proteger la audición frente al ruido, mantener la mayor distancia posible del origen del sonido y limitar al máximo la exposición al mismo. Es decir, lo más práctico es seguir una sencilla regla, evitar sonidos que sean “demasiado altos”, que estén “demasiado cerca” y durante “demasiado tiempo”. Y, por supuesto, si sabemos que vamos a estar sometidos a estos ruidos utilizar las medidas de protección que sean necesarias, tapones o cascos aislantes. Además, no debemos olvidar proteger especialmente a los más pequeños que no pueden protegerse de los ruidos por sí mismo y que no son conscientes de los riesgos que conllevan. No olvidemos que bebes y niños tienen que estar más protegidos que los adultos frente al ruido.

Cuando el ruido al que estamos sometidos es excesivamente alto, como en el caso de disparos o explosiones, puede llegar a romper el tímpano o dañar los huesecillos del oído medio, provocando una pérdida de audición inmediata y en muchos casos permanente.

La exposición a sonidos fuertes también puede causar tinnitus, es decir, zumbido en los oídos o la cabeza, que suele desaparecer con el tiempo pero, que en ocasiones puede continuar, de manera constante o intermitente, a lo largo de toda la vida.

Generalmente los efectos de la exposición al ruido que provocan una pérdida de audición temporal, suelen desaparecer en unas 48 horas, pero a largo plazo puede haber un daño residual que se manifiesta con el tiempo.

La pérdida de audición inducida por el ruido es el único tipo de pérdida auditiva que es totalmente prevenible. Si comprendemos cuáles son los riesgos del ruido y cómo mantener una buena salud auditiva, podremos proteger nuestra audición durante más tiempo.

Por supuesto, es fundamental, acudir a nuestro centro de confianza ante cualquier situación en la que notemos una pérdida de audición. Los profesionales de Beltone siempre están a su disposición para cuidar de su salud auditiva.

https://www.nidcd.nih.gov/es/espanol/perdida-de-audicion-inducida-por-el-ruido

Eva Plaza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here