Muharren, sordo de nacimiento, vivió un día sorprendente: los buenos del barrio

0
865

Muharren, sordo de nacimiento, vive el día más sorprendente de su vida: los buenos del barrio. Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los discapacitados auditivos parciales o totales es la soledad, la certeza de sentirse fuera del mundo en el que participan todos los demás. Los audífonos, las operaciones y, sobre todo, el cariño de familiares y amigos contribuyen a mitigar esa sensación hasta hacerla, en algunos casos, invisible, pero la sensación de vivir una vida en solitario siempre puede aparecer en cualquier momento.

Por eso reconfortan y maravillan noticias como esta. Un grupo bastante grande de desconocidos, o casi, se prestaron voluntariamente a un maravilloso cuento de hadas para ayudar a un vecino. Ocurrió en un tranquilo barrio de Estambul, la capital de Turquía. El fabricante de teléfonos móviles Samsung y la agencia de publicidad Leo Burnett idearon un complejo plan para que Muharren, un joven que padece sordera de nacimiento, viviese el día más sorprendente de su vida. Gracias a elllo, Muharren, sordo de nacimiento, vivió un día sorprendente.

Hasta el 28 de diciembre del año pasado, Muharrem solo tenía a su hermana Ozlem para poder relacionarse con el mundo ya que solo ella entendía el lenguaje de sordos … y precisamente fue Ozlem el gancho de la gran aventura que se preparó durante un mes y que fue grabada con decenas de cámaras camufladas en bolsos, relojes, mochilas e incluso piezas de fruta.

Todo empieza por la mañana, cuando la pareja sale del portal de su casa y a los pocos segundos un hombre les saluda con un perfecto “Buenos días”… en lenguaje de signos. Cuando todavía Mucharrem está mirando para atrás con la boca abierta, entran en la panadería para descubrir que les ofrecen bollos recién hechos sin emitir un sonido. Los guionistas de la hazaña rizan el rizo con un comprador de fruta que les ofrece unas manzanas por ayudarles a coger unas piezas caídas también en lenguaje de signos. Incluso una mujer se tropieza con el joven y se disculpa con unos hábiles juegos de manos. La mañana concluye con un corto viaje en taxi y su conductor especialmente parlanchín y un anuncio de una marquesina de autobús interactuando con un alucinado Mucharren, que descubre por fin que todo ha sido una especial confabulación para demostrar que todos podemos contribuir a mejorar la vida de alguien, aunque sea solo unas horas.

He aquí el video completo, subtitulado en inglés.

https://www.youtube.com/watch?v=wb5vIicdX8w

Óscar Cabrera