Las cinco enfermedades más comunes relacionadas con el oído

0
768
Girl sitting near a suitcase

Las cinco enfermedades más comunes relacionadas con el oído. Casi todos hemos padecido o padeceremos a lo largo de nuestra vida algún problema relacionado con el oído. Por lo general, son afecciones que no revisten gravedad, salvo complicaciones. Pero son muy comunes, ya que se deben a infecciones, lesiones o malformaciones.

Las cinco enfermedades más comunes relacionadas con el oído. También podemos sufrir una enfermedad por exponernos de manera continuada a un sonido muy fuerte. O por cambios bruscos de presión cuando viajamos en avión o practicamos submarinismo. En los niños hay que vigilar la introducción de objetos en el orificio de la oreja. En cualquier caso, estas son las cinco enfermedades más frecuentes relacionadas con el oído:

Enfermedad de Menière: este trastorno afecta al oído interno y se debe a una acumulación de líquido, lo que hace aumentar la presión en el oído interno. Como consecuencia, la persona que lo sufre puede notar una pérdida de audición, vértigos o náuseas.

Presbiacusia: consiste en una pérdida progresiva de la audición y se presenta en personas de edad avanzada. Generalmente a partir de los 75 años. Lo normal es que ocurra en ambos oídos y con la misma intensidad.

Otitis: se trata de una infección del conducto auditivo externo que une el oído interno con el pabellón auricular. Si tenemos un exceso de agua en los oídos o bien nos sometemos a procesos de limpieza muy agresivos con bastoncillos de algodón corremos el riesgo de sufrir una infección.

Neuritis vestibular: se da cuando el nervio vestibular del oído medio se inflama. Los síntomas que podemos sentir suelen ser vértigos repentinos o náuseas sin motivo aparente.

Sordera: es la pérdida de capacidad auditiva. Puede ser parcial o total, y bien en un oído o en los dos. Tener problemas para escuchar puede conllevar aislamiento social o depresión. Hay que tener en cuenta que puede ser tanto un problema hereditario como por consecuencia de una enfermedad, un golpe, un medicamento agresivo para el sentido del oído o bien una exposición a un ruido fuerte durante un periodo prolongado de tiempo.