Relación entre vista y audición: “Ver bien para oír mejor”

0
1002
Ver bien para oír mejor
Ver bien para oír mejor

En un estudio científico llevado a cabo en UCLA se ha demostrado que los sentidos pierden su eficiencia cuando trabajan de manera individual. Así, nuestro cerebro interpreta mejor los estímulos cuando recibe información de todos los sentidos. Por ello, si existiera una deficiencia en alguno de ellos, el cerebro intentará aprovecharse del resto para permitir desenvolvernos en el entorno del mejor modo posible.

Durante el estudio, se pidió a la personas que indicaran en una pantalla negra la procedencia de un estímulo luminoso y de un sonido independientes. Se produjeron más errores al ubicar ambos cuando se activaban por separado que cuando aparecían simultáneamente procedentes del mismo lugar.

Esto nos lleva a entender por qué en ocasiones no se llegan a cumplir las expectativas del usuario de audífonos, que piensa que con la mera adquisición del dispositivo, la audición se restaurará hasta el grado de poder entender una conversación que ocurre en el otro lado de la casa o incluso la de la mesa del fondo del restaurante. Considerando que el sentido de la audición es uno de los más complejos y que no oímos con el oído, sino que es el cerebro quien interpreta la información auditiva ambiental, si bien es cierto que el audífono hace más audible el sonido, la labor del cerebro aún necesita de apoyos adicionales que llegarán del resto de sentidos, porque el sistema completo está dañado. Es por ello que tanto el usuario de audífonos como sus familiares deben tener en cuenta que se requerirá información visual para poder tener un beneficio completo y una mejor comprensión de la conversación.

Con el uso de todos nuestros sentidos, especialmente la visión y la audición, podremos participar activamente en cualquier conversación, favoreciendo la integración del usuario de audífonos.

Los avances tecnológicos en el campo de la audición permiten mejoras que hacen que todo lo anterior ya no resulte un factor limitante. Por ejemplo, en la actualidad los micrófonos myPAL Pro y myPAL Micro transmiten la voz directamente al audífono, ampliando así el alcance de la audición del usuario y el entendimiento del habla. Proporcionando un mayor beneficio en algunas de las situaciones de escucha más difíciles, y especialmente en aquellas en las que no se está frente al interlocutor. Estos dispositivos añaden funcionalidad y conectividad para maximizar la audibilidad en más entornos en los que las señales visuales son limitadas y el acceso a la mejor calidad de sonido posible es primordial.

No hay comentarios

Dejar respuesta