La importancia de mantener una correcta higiene del oído

0
3417

Aproximadamente la mitad de los españoles ha sufrido tapones en los oídos en alguna ocasión y más de un millón y medio de personas en nuestro país sufre problemas auditivos de forma regular. En muchos de los casos, los problemas vienen por desconocimiento acerca de cómo debemos mantener una correcta higiene de nuestros oídos.

El mejor tratamiento, en cualquier caso, es una adecuada prevención y una detección precoz del problema. Para ello es necesaria una visita periódica al otorrinolaringólogo, lo que nos puede evitar muchos quebraderos de cabeza. Para mantener una correcta higiene de nuestros oídos se recomienda visitar al especialista al menos una vez al año, o con una mayor asiduidad si tenemos tendencia a la formación de tapones o a desarrollar patologías auditivas.

El método más aconsejado para la limpieza de oídos son los productos existentes en el mercado destinados a este fin, que tienden a reblandecer y eliminar los tapones de cera. No es en absoluto recomendable la introducción de bastoncillos u otros objetos, como bolígrafos u horquillas, ya que con ello solo conseguiremos presionar la cera hacia el interior y desarrollar infecciones, heridas, pérdidas de audición o incluso perforaciones.

Lo mejor es dejar un intervalo de varios días entre cada limpieza, ya que conviene mantener un mínimo de cera natural para proteger nuestros oídos. Asimismo, debemos aumentar la precaución en bebés para evitar las molestas otitis, que es la segunda causa de consulta médica más frecuente en los niños. Más del 80% de los menores de 3 años ha sufrido alguna vez una inflamación del oído medio.

Por último, hay que evitar el uso continuado de auriculares y otros aparatos externos, como manos libres o tapones aislantes de agua o ruido, ya que favorecen la producción de cerumen y la introducción de residuos o de humedad.