Juguetes y prevención de la audición infantil

0
455
Pistola galáctica de juguete con luces y sonidos
Pistola galáctica de juguete con luces y sonidos

A pesar de los esfuerzos para concienciar sobre los peligros auditivos que suponen la exposición a sonidos superiores a los 85 dB, en la industria del juguete se siguen fabricando artículos para niños que potencialmente pueden perjudicar su audición.

Existen numerosas listas e investigaciones sobre los juguetes más ruidosos cada año, como la de la asociación norteamericana Sight and Hearing. Tan importante es la intensidad del sonido como el tiempo de exposición, ya que la pérdida de audición por ruido es acumulativa y ocurre gradualmente a lo largo de los años. Así, de acuerdo a cada nivel de intensidad se le asocia un tiempo de exposición máximo inversamente proporcional:

Nivel sonoro (dB) Tiempo máximo de exposición
85 8h
88 4h
91 2h
94 1h
97 30min

 

Constituyen ejemplo de estos juguetes “ruidosos” las pistolas y armas con batería, cuya intensidad sonora oscila entre los 110-135 dB o las aparentemente inofensivas cajas de música y robots, cuyo nivel sonoro comprende los 85-95 dB, y que resultan perjudiciales cuando están en funcionamiento más de 15 min.

Por todo ello se recomienda a los padres y adultos la continua supervisión de este tipo de productos cuando están en manos de los niños. Se les debe enseñar a jugar sin llevárselos cerca del oído, y evitar adquirir juguetes que adviertan expresamente sobre su “no utilización cerca del oído”, así como aquellos que avisan en sus indicaciones que el juguete supera los 80dB. Si no se especificara convenientemente en el mismo, y como adultos nos parece que el sonido es demasiado alto, se puede realizar una sencilla comprobación mediante la descarga de una aplicación gratuita para Smartphone de sonómetro. Los juguetes con limitador o control de volumen resultan los más adecuados, y por supuesto, deben asegurarse de que cumplen con la normativa europea y llevan el marcado CE. Si el juguete ruidoso ya está en casa, se pueden aplicar otras medidas preventivas como retirar las pilas, poner cinta adhesiva en el altavoz para atenuar la salida del sonido o limitar su uso a juegos en el exterior. Se recomienda también el uso de esterillas y alfombrillas que amortigüen los sonidos del impacto contra el suelo en juegos de construcción de bloques y mecanos, así como forrar con tela las cajas de madera o plástico en las que el niño guarda sus juguetes tras el juego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here