Hercios y decibelios

0
25035

Para la medición de una pérdida auditiva se utilizan los dos parámetros con los que se mide el sonido: frecuencia e intensidad. La frecuencia indica los tonos (de graves o bajas, en torno a 250 Hz, a agudos o altos, hasta 8.000Hz). Los Hercios fueron nombrados en honor al físico alemán Heinrich Rudolf Hertz (1857-1894), que descubrió la propagación de las ondas electromagnéticas. La intensidad se mide en decibelios (dB). El oído humano se mueve de 0 dB hasta 120 dB (sonido muy alto). Un decibelio es la décima parte de un belio (B3 ), que no se utiliza por ser demasiado grande en la práctica, y por eso se utiliza el decibelio. El belio recibió este nombre en honor de Alexander Graham Bell quién también patentó el teléfono.
En una audiometría se indica a partir de qué intensidad o decibelios comenzamos a oír en una frecuencia concreta, por ejemplo en 1000Hz.