Formación musical para preservar la audición

0
1161
tocar un instrumento musical es beneficioso para preservar la salud auditiva con la edad

¿Los músicos padecen los mismos problemas de audición que otras personas al envejecer?

Esta pregunta originó un estudio llevado a cabo para demostrar que la formación musical permanente y continuada puede ayudar a evitar la pérdida de audición, mitigando los problemas auditivos asociados a la edad, tal como publica Linda Searing en The Washington Post.

En este estudio participaron 163 adultos, de los cuales 74 tocaban algún instrumento musical habitualmente y cumplían además las siguientes condiciones: habían comenzado su formación musical a los 16 años de edad, recibieron clases formales sobre un instrumento durante al menos seis años y continuaban la práctica hasta el momento en el que se realizó el estudio. El grupo incluía tanto a profesionales como a aficionados. A todos los participantes se les realizaron varias audiometrías para comprobar la capacidad de detectar sonidos decrecientes, interrupciones sonoras en sonidos continuos, alteraciones del sonido en ambientes ruidosos y para distinguir las palabras en presencia de ruido de fondo. Se halló poca diferencia en los resultados entre los grupos al escuchar los sonidos decrecientes. Pero en el resto de pruebas auditivas, los músicos procesaron los sonidos notablemente mejor que las personas que no lo eran, haciéndose más evidente esta brecha con la edad. Así, un músico de 70 años de edad entiende el habla en un ambiente ruidoso como un no-músico de 50 años de edad. Entre los músicos, además se demostró que cuanto mayor era la práctica musical, mejores eran también los resultados auditivos.

Hasta aquí los números. Por otro lado,  los autores del estudio advierten que otros factores ajenos al entrenamiento musical podrían haber contribuido a los resultados, y paralelamente se plantean la posibilidad de que estas personas pudieran haberse convertido en músicos, en parte, a causa de “características innatas que les dotan con habilidades de procesamiento auditivo mejoradas.” En resumen, la actual línea de investigación es si “oigo mejor y por eso soy músico” o si “oigo mejor porque soy músico”.

En cualquier caso, teniendo en cuenta los resultados de este estudio, cualquier persona que quiera evitar la pérdida de audición de forma preventiva debería plantearse ampliar su formación en el área musical, aprendiendo a tocar algún instrumento y practicándolo cuanto más mejor. Con la edad, generalmente nuestra capacidad auditiva tiende a atenuarse de manera gradual, y tenemos problemas para escuchar ciertos sonidos, como por ejemplo ciertos detalles de las conversaciones mantenidas en lugares ruidosos, como por ejemplo un restaurante. Y aunque con frecuencia no se tenga en cuenta, esto afecta a alrededor de un tercio de las personas a los 60 años, y casi al 50% de la población que ha cumplido los 75 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here