Fármacos ototóxicos

0
308
Fármacos ototóxicos
Fármacos ototóxicos.

Los llamados fármacos ototóxicos son aquellos medicamentos que pueden llegar a afectar al oído de la persona que los toma.

Estos fármacos ototóxicos solo deben prescribirse cuándo son estrictamente necesarios, y suelen emplearse para tratar infecciones o enfermedades graves, por eso, la mayor parte de la población nunca llega a estar en contacto con ellos. Entre los fármacos ototóxicos se encuentra algunos antibióticos, antidiuréticos, antimaláricos o ciertos medicamentos quimioterápicos.

Si se desarrolla o no ototoxicidad relacionada con los fármacos ototóxicos depende de muchos factores como, por ejemplo:

  • La dosis que se toma.
  • La duración del tratamiento.
  • La función renal del paciente, ya que, si esta sufre alguna reducción dificulta la eliminación del medicamento del organismo.
  • La existencia de antecedentes familiares con trastornos auditivos.
  • La predisposición genética a los efectos de estos fármacos.
  • O si se está tomando más de un fármaco ototóxico simultáneamente.

No obstante, para estar prevenidos sobre estos fármacos ototóxicos es necesario conocerlos y saber los efectos secundarios que producen.

Algunos fármacos ototóxicos solo afectan a la audición de manera temporal y al suspender el tratamiento el oído mejora, como son:

  • Ácido acetil-salicílico, conocido comúnmente como aspirina. Se usa como antiagregante plaquetario y es peligroso ingerido en dosis elevadas o frecuentes.
  • Antimaláricos, como la quinina, la cloroquinia y la pirimetamina.

En cambio, otros de estos fármacos pueden causar lesiones permanentes e incluso irreversibles en el oído interno, entre ellos:

  • Antibióticos aminoglucósidos, como la gentamicina, la estreptomicina, la meomicina y la netilmicina.
  • Antibióticos macrólifos y sus derivados, entre los que se encuentran la clindamicina, la claritomicina, la eritromicina y la azitromicina.
  • Antibióticos glocopeptídicos, entre ellos la vancomicina y la teicoplanina.
  • Diuréticos de asa, entre ellos la piretanida, la bumetadina y la furosemida.
  • Betabloqueantes, para tratar afecciones cardiacas, como propanolol y practolol.
  • Citostáticos, para tratar el cáncer, como el cisplatino, la ciclofosfamida, la bleominicina, la vincristina y el carboplatino.

Además, existen algunos factores que favorecen el efecto adverso de los medicamentos ototóxicos, por eso en el momento de prescribirlos se deben tener en cuenta  datos como la edad del paciente, ya que niños y personas de avanzada edad suelen ser más propensos a sufrir sus efectos, si existe alguna predisposición genética o alguna patología previa. También se debe tener en cuenta si el paciente padece o ha padecido insuficiencia renal o cardiaca, o si ha sufrido lesiones auditivas.

En cuanto a los efectos secundarios que producen estos fármacos ototóxicos, los más comunes son:

  • Notar zumbidos constantes en los oídos, acúfenos o tinnitus, tras ingerir el medicamento.
  • Sufrir daños en la cóclea, lo que afecta a la cantidad de audición, tanto de manera unilateral como de manera bilateral.
  • Sufrir pérdida de equilibrio o vértigos por daños en la estructura interna del oído.

Para prevenir estos efectos adversos es recomendable tomar la dosis más baja posible del fármaco. Además, si es posible, antes de comenzar el tratamiento con un fármaco ototóxico, debe medirse la capacidad auditiva de la persona, y ésta debe someterse a distintas revisiones mientras siga el tratamiento, a modo de monitorización, ya que los síntomas pueden aparecer cuando el fármaco ya haya ocasionado daños.

Así mismo, las mujeres embarazadas deben evitar tomar estos fármacos ototóxicos, ya que podrían dañar al feto. Tampoco personas mayores y aquellas con una pérdida auditiva preexistente deberían recibir tratamiento con fármacos ototóxicos si hay otros medicamentos efectivos disponibles.

Ahora bien, todos los fármacos pueden tener efectos secundarios, por eso entre otras muchas razones más, nadie debe automedicarse. Especialmente los antibióticos deben tomarse siempre bajo prescripción médica.

No obstante, nos profesionales de Beltone siempre están a su disposición para revisar su audición y ofrecerle las mejores y más modernas soluciones para la pérdida auditiva.

https://www.msdmanuals.com/es/hogar/trastornos-otorrinolaringol%C3%B3gicos/trastornos-del-o%C3%ADdo-interno/trastornos-del-o%C3%ADdo-causados-por-f%C3%A1rmacos

https://www.institutoorl-iom.com/blog/medicamentos-ototoxicos/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here