Cómo cuidar tus oídos en un concierto

0
995
Ambiente concierto gente en un concierto.

Cómo cuidar tus oídos en un concierto. Escuchar música en directo es un verdadero placer. Pero se puede convertir en pesadilla. Como ya hemos explicado en el blog, en post anteriores, el volumen de ruido que no daña nuestros oídos se cifra  en torno a los 65 decibelios.

Cómo cuidar tus oídos en un concierto. En un concierto, se pueden llegar a superar los 120 decibelios. Conviene recordar que el daño auditivo irreversible se puede alcanzar en torno a los 130 decibelios. Por eso, y pensando siempre en términos de prevención, Beltone propone tener en cuenta unos consejos sencillos. Antes de disfrutar de nuestro grupo favorito en tu próxima salida por favor, ten en cuenta estas pautas….

El primero es reducir el tiempo de exposición a sonidos fuertes. Escuchar un reproductor MP3 a todo volumen durante solo ocho minutos puede provocar un daño permanente. En un concierto poco más de un minuto de música  por encima de 130 dbs también puede causar daños.

En este sentido, los dos factores más importantes son la intensidad del sonido y el tiempo de exposición a que sometemos a él a nuestros oídos. Por eso, alejarse un poco, puede ser más que recomendable.

Parece una tontería, pero identificar el origen del sonido, es decir, la ubicación de los altavoces, y alejarse prudencialmente de ellos también es una buena medida. Si doblamos la distancia hasta el origen del sonido, reducimos el volumen que escuchamos en un cuarto.

Otra opción es la de utilizar tapones atenuantes. Son la manera más asequible de amortiguar el posible daño que pueda producir la música alta,  o el ruido. Hay alternativas discretas y de calidad.

Por último, si cuando sales del concierto notas un zumbido o presión en el oído durante más de 24 horas, no lo dudes, acude cuanto antes a un  especialista.