Consejos para profesores y padres de niños hipoacúsicos

0
1776

Consejos para profesores y padres de niños hipoacúsicos. Un niño hipoacúsico cuenta hoy en día con excelentes posibilidades para desenvolverse en la sociedad en su vida adulta. Para lograrlo, cuenta con el apoyo de padres y profesores, dos de los pilares fundamentales de sus primeros años de vida. Estos son algunos consejos que deberían seguir los adultos que tienen contacto con niños con discapacidad auditiva, tanto en casa como en el colegio.

Anímalo a jugar: un niño con discapacidad auditiva tiene las mismas necesidades de juego y sociabilización que cualquier otro niño, pero puede sentirse cohibido. Anímalo a jugar con otros niños, oyentes o hipoacúsicos. Los primeros le incitarán a comunicarse, y con los segundos puede intercambiar ideas.

Procura que participe: si tienes en clase a un niño hipoacúsicos y ves que no participa en la vida activa del aula, invítale a que pregunte o dé su opinión. Sin embargo, hazle saber que debe aguardar su turno para comunicarse y que él no es una excepción.

Aliéntalo a utilizar un vocabulario cada vez más amplio: cuando el niño con discapacidad auditiva concluya su exposición repite lo que ha expresado añadiendo algún componente más. Por ejemplo, si dice que el “coche es rojo” puedes decirle que, efectivamente, “es rojo y muy bonito”.

Háblale cuando esté situado correctamente: a un niño hipoacúsicos las indicaciones y comentarios debes hacérselos cuando esté situado justo enfrente de ti.

Dile dónde vas a estar: incluso cuando te ausentes unos minutos, lo ideal sería que le dijeras dónde vas a ir. De esta manera sabrá dónde encontrarte si te necesita y se sentirá más seguro. Voy a ir al baño, voy unos minutos fuera del aula… lo mismo que harías con cualquier niño que pudiera oírte.

Pide y da consejo: investiga cuáles son los lugares donde tu hijo puede reunirse con otros niños con problemas auditivos o qué asociaciones pueden informarte mejor acerca de la educación de un niño con esta discapacidad. Podrás pedir y dar consejo a otros padres y educadores e intercambiar experiencias.

Facilita un ambiente óptimo: un lugar cálido, armonioso y seguro invita mejor a la comunicación. En clase, mejor si sitúas a tu alumno con discapacidad auditiva en primera fila.

Estos son algunos consejos para profesores y padres de niños hipoacúsicos.