Cantando para todos

0
800

Una canción pegadiza que bebe de Bebe por los cuatro costados, un video de una sola toma en blanco y negro con solo unas flores en el pelo como nota de color y, sobre todo, la traducción a la lengua de sordos de la intérprete y actriz Beatriz Romero han servido a la cantautora manchega María Rozalén para ocupar una esquina del corazón de algunas almas sensibles. El resto de su recién nacido éxito -su único disco, ‘Con derecho a…’, se editó en enero de este año- tiene una causa: las sentidas, emotivas, reales letras. “Por qué sigo pensando que me harás feliz, si no me aportas nada, no te importo nada, lo único que piensas es en ti”.

HAZ CLIC AQUI PARA VER EL VIDEO EN YOUTUBE

María de los Ángeles Rozalén es debutante en el mercado discográfico, sí, pero no recién llegada. Su carrera viene de muy lejos, desde que tenía 8 años y ya cantaba canciones que le enseñaban su madre y su abuela y desde que formara parte de la rondalla del barrio de Fátima de Albacete. Viene también desde que fuera semifinalista del Concurso CreaJoven 2005 de Murcia, ganara en el certamen de la Gineta de Albacete en 2007 o el CreaJoven 2008. Y, sobre todo, desde que empezó a llenar los pequeños garitos donde entonaba y casi escenificaba su cancionero.

Todo gracias al boca-oreja en directo o vía redes sociales que legitima los verdaderos triunfos que nada tienen que ver con la publicidad o los concursos televisivos. Y de ahí hasta el Galileo Galilei de Madrid en el que presentó su debut discográfico. Siempre con la música en directo como fin de todo, ya sea tocando en solitario ayudada de una silla y una guitarra, o haciéndose acompañar de otros músicos como el guitarrista Ismael Guijarro, también productor del disco. Esta estudiante de psicología y musicoterapia vinculada desde siempre a organizaciones sociales ha pasado de la música popular manchega hasta el rock callejero de Extremoduro y Platero y Tú y de ahí al flamenco y la canción popular suramericana. En directo combina sus temas originales con ‘La Llorona’ de la recientemente fallecida Chavela Vargas o incluso el baladón ‘Eye in the sky’ de Alan Parsons Project. Todo cabe en el zurrón de María, remendado lujosamente ahora con el fichaje de la multinacional Sony Music, que reedita ‘Con derecho a…’.

Los que entienden dicen que sus directos ponen la piel de gallina y que su sensibilidad escénica recuerda incluso a aquella Cecilia que nunca olvidaremos. Dama de alta cuna. Desde luego, no se olvida de nadie. Cree que a pesar de que los sordos no pueden oír su música, sí pueden conectar con la sensibilidad de sus letras transmitida a través de lengua de signos.

Próximamente en Elche (5 de abril), Barcelona (11 de abril), Cartagena (25 de abril) y Murcia (26).

Oscar Cabrera