La SEORL alerta sobre atragantamientos: 3ª causa de muerte no natural

0
1192
La SEORL alerta sobre atragantamientos: 3ª causa de muerte no natural

Atragantamientos: 3ª causa de muerte no natural. En España hay una muerte por asfixia por atragantamiento cada seis horas, lo que supone que 2.336 personas, según el Instituto Nacional de Estadística, fallecieron en 2017 porque un trozo de comida u otro objeto les impidió respirar y ni ellos ni su entorno pudieron expulsarlo. Esta cifra de fallecidos es aproximadamente el doble que la que causaron los accidentes de tráfico, lo que sitúa al atragantamiento como la tercera causa de muerte no natural en España. Así los atragantamientos son 3ª causa de muerte no natural

Los niños y los mayores de 65 años son el colectivo más vulnerable de sufrir un atragantamiento. La mayoría de las personas que murieron atragantadas, hasta un total de 2.112 fallecidos, tenían más de 65 años, lo que la Sociedad Española de Otorrinolaringología achaca a la disfagia, más común en estas edades. Asimismo, entre los colectivos que tendrían que tener especial cuidado con su dieta se encuentran las personas que padecen ELA o enfermedades neurodegenerativas como el parkinson, y quienes han sufrido un ictus.

Atragantamientos: 3ª causa de muerte no natural. En cualquier caso, la comida no es la única responsable de los atragantamientos. En el caso de los mayores, el atragantamiento también se produce como consecuencia de la toma de pastillas y de los fragmentos de dentaduras que son aspirados y se desprenden impidiendo la respiración. En cuanto a los niños, estadísticamente los juguetes pequeños y las canicas son los objetos más comunes a la hora de provocar un atragantamiento. Existen casos en los que no se produce la muerte inmediata del paciente, sino que se produce una neumonía aspirativa al desplazarse el objeto al pulmón, que posteriormente deviene en una infección que puede terminar con el fallecimiento del sujeto. Estas muertes no son contabilizadas en las estadísticas de fallecidos por atragantamientos.

Para evitar que la cifra de fallecidos siga aumentado se están desarrollado en los últimos tiempos determinadas iniciativas, desde aplicaciones móviles que explican a la población a través de vídeos el comportamiento a realizar, hasta la instalación de dispositivos tecnológicos en dependencias municipales que complementan o sustituyen la maniobra de Heimlich cuando no se puede realizar de forma efectiva por la falta de personal especializado o por las limitaciones intrínsecas del afectado.