Adaptaciones en remoto, flexibilidad para un mejor servicio a los usuarios de audífonos

0
470
Beltone Remote Care

Elena Sánchez, audioprotesista de Audicost Vaguada, es una de las profesionales de la Audiología que se apoya habitualmente en la prestación Beltone Remote Care, para hacer adaptaciones en remoto y aportar así un servicio extra, flexible, para sus pacientes.

Como parte de su protocolo de trabajo, Elena, al terminar cada adaptación, y a aquellos usuarios o familiares de usuarios,  a quienes considera candidatos a sacarle partido a la prestación, les explica con detalle el funcionamiento del sistema para hacer adaptaciones en remoto de la programación del audífono. “Tras haber realizado en el centro los ajustes necesarios durante el periodo de adaptación y el ajuste fino fonemático; el ajuste remoto, puede ahorrarles desplazarse al centro auditivo para ajustes concretos de su entorno diario, que se pueden solucionar rápidamente, y que, al estar en su entorno, es más rápido y fácil corroborar que realmente son efectivos” explica la audioprotesista.

Entonces, Elena hace demostraciones de uso de Beltone Remote Care, para explicarles el funcionamiento del sistema. “Además de práctico, es un buen argumento de ventas, sobre todo para personas con un estilo de vida ocupado o que pasan temporadas en segundas residencias”, señala la profesional sobre las adaptaciones en remoto.

En los últimos meses, Elena se ha servido ya en varias ocasiones de la prestación para mejorar en la distancia el uso práctico de los audífonos. Ese es el caso de una de sus pacientes, que vive en Málaga. Después de haber sido adaptada en gabinete y haber realizado las visitas pertinentes para los ajustes y comprobaciones necesarias, Elena logró ajustar rápidamente el sonido en algunas frecuencias, que la usuaria percibía como estridente. De acuerdo con el hijo de esta paciente, envió la actualización mediante la app de Beltone Remote Care, y resolvió el problema. “Conseguimos que estuviera cómoda, y entendiendo perfectamente las frecuencias de la conversación al mismo tiempo que escuchaba cómodamente la televisión”, señala la audioprotesista.

Y lo mismo ha ocurrido con otra paciente, en este caso residente en Chiclana (Cádiz). Igualmente después de una adaptación inicial en Audicost Vaguada, Elena está haciendo ahora el ajuste fino, sirviéndose del sistema de adaptación en remoto de Grupo GN. “Ella me va dando sus impresiones, por teléfono y a través de la aplicación, poco a poco, estamos llegando a los parámetros óptimos en cada frecuencia para que entienda perfectamente la conversación, en un volumen cómodo, sin estridencias y adaptada a su día a día. Está siendo largo y complejo, porque su pérdida auditiva es complicada pero el sistema nos está ayudando mucho a personalizar el procedimiento”, sigue Elena.

La audioprotesista de Audicost ha trabajado en esta adaptación detalles como escuchar los intermitentes en el coche u otros sonidos que pueden resultar importantes a la hora de conducir con seguridad y que en gabinete es más difícil comprobar.

Por último, Elena siempre explica las ventajas de la aplicación y los ajustes en remoto a sus pacientes más jóvenes. Es el caso de un joven, de 33 años (antiguo usuario de otras tecnologías de ayudas auditivas), que se maneja perfectamente con la tecnología de los smartphones. “Es estudiante de idiomas y activo laboralmente, le cuesta más concretar una cita por sus horarios y su estilo de vida ajetreado, por ello con estos audífonos nuevos, al poder enviarle ajustes a través de la app, le hacen más sencillo el día a día en muchas situaciones diferentes”, termina.