5 consejos para la optimización de la experiencia de audición en nuevos usuarios de audífonos

0
1098
Adaptarse con éxito al uso de audífonos
Claves para lograr el éxito en la adaptación a los audífonos

1.- Uso diario

Tanto si cree que los necesita como si no, los audífonos deben utilizarse a diario, y cuanto más mejor. Al cerebro le gusta recibir información de calidad. El uso habitual de los audífonos en situaciones sencillas, como estando en casa, le prepara mejor para episodios de escucha más complejos, como los ambientes bulliciosos concurridos. Al igual que se necesita ser constante en los entrenamientos para correr y finalizar un maratón, el cerebro también necesita la práctica habitual para alcanzar la meta: lograr oír lo mejor posible que nuestra capacidad auditiva permite. Imagine la diferencia al llegar al día de la carrera habiendo entrenado una vez al mes comparado con haberlo hecho cada día. Recordamos aquí que escuchamos con nuestro cerebro, y éste se encuentra siempre buscando la entrada de información mediante nuestras percepciones. Siempre buscando entrenarse.

Con la pérdida auditiva, el reentrenamiento cerebral es una tarea permanente. Ejercitar la memoria también juega un papel importante en el procesamiento de la información auditiva. Simplemente leyendo un texto que nos hayan leído previa o simultáneamente en voz alta, contribuiremos en su ayuda. También existen aplicaciones para teléfonos móviles orientadas a estos entrenamientos, cuyo uso se recomienda encarecidamente.

 

2.- Mejor comunicación

Aprenda a comunicarse mejor eliminando los “¿Eh?”, “¿Qué?” y “¿Perdón?”. Sustituya estas palabras por la repetición de lo que escuchó o ha creído escuchar. Por ejemplo, imagine que su pareja dice “Voy al supermercado a comprar plátanos” pero usted solo escuchó algo sobre “plátanos”, sin entender el resto de la frase. Si usted dice “¿Qué?” su pareja probablemente lo repetirá del mismo modo, y probablemente usted volverá a oír de nuevo solo la palabra “plátanos”. Si de nuevo vuelve a preguntar “¿Qué?”, puede ocurrir que su pareja le dirija esa molesta miradita que tan bien conoce, o que se resigne al “no importa, es igual”, o que responda a gritos. Pero ninguna de estas opciones ayuda a la persona con pérdida de audición. Y dado que a la mayoría de las personas de su entorno les gustaría ayudarle, resulta mucho más fácil cambiar nuestras propias respuestas para conseguir la ayuda necesaria. Esto se logra repitiendo lo que sea que creyó oír. Al hacer esto sucederán varias cosas: 1. Su interlocutor (en el caso del ejemplo, su pareja) notará que usted le está escuchando realmente. 2. El interlocutor sabrá qué es lo que ha oído y lo que no, obligándole a reparafrasear lo dicho. Así hay más posibilidades de recibir la información que no captó a la primera. Siguiendo con el ejemplo, si decimos “¿Qué has dicho acerca de los plátanos?” es posible obtener una respuesta como “Que voy a ir al mercado a comprarlos”.

 

3.- Asegúrese de estar en el asiento adecuado

Los entornos ruidosos son con frecuencia los más frustrantes, así que es fundamental escoger bien nuestro sitio. En ambientes ruidosos la mayoría de los audífonos intentarán optimizar el habla procedente de la dirección que tenemos en frente, y minimizar el resto de conversaciones a nuestra espalda. Así pues, buscar siempre posicionarnos frente a nuestro interlocutor nos ayudará enormemente a entenderle mejor. Es en estos casos cuando resultan especialmente convenientes los accesorios de transmisión inalámbrica como myPAL Micro y myPAL Pro, dos pequeños micrófonos que capturan la voz del interlocutor o interlocutores y la transmiten directamente a los audífonos Beltone con conectividad 2,4Ghz. Así se garantiza que no se pierde ninguna parte de la conversación, independientemente de la posición que se ocupe respecto al interlocutor.

 

4.- Expectativas realistas

Es crucial tener unas expectativas realistas acerca de nuestra capacidad de audición con los audífonos. Las características de la pérdida auditiva difieren entre cada persona, así que también lo harán los resultados esperados. Así por ejemplo, mientras que el Señor García podrá entender prácticamente todo gracias a sus nuevos audífonos, las expectativas reales para el Señor Pérez, aun con el uso de audífonos, son que llegue a alcanzar como máximo hasta el 60% de comprensión del habla en las conversaciones, debido a su afección o daño auditivo particular. Preste atención a su audioprotesista cuando le hable honestamente acerca de las expectativas reales para usted y su pérdida de audición.

 

5.- Mantenimiento

Cuide los audífonos con regularidad. Generalmente se recomienda que los audífonos sean revisados por el audioprotesista al menos cada seis meses. Mantener los audífonos completamente limpios es esencial para conseguir la audibilidad óptima y prolongar la vida de la pila. Además, se deben realizar periódicamente monitorizaciones de la audición, para poder readaptar la programación del audífono si las características auditivas han variado. El audioprotesista siempre buscará optimizar el funcionamiento de los audífonos para lograr la mayor satisfacción posible del usuario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here